Print Friendly, PDF & Email

Trabajadores de la ONU participan en la marcha del Orgullo LGTBI en Nueva York. (foto UN / Globe)

Marchas en todo el mundo por el Orgullo LGBTI recuerdan que todas las personas nacen ‘libres e iguales’ en dignidad y derechos humanos, cómo está descrito en la Declaración Universal.

Si bien la atmósfera del día del Orgullo LGBTI fue de alegría y celebración en Nueva York y varias capitales del planeta, a pesar de los avances en las últimas dos décadas, las personas LGBTI continúan enfrentándose a una amplia exclusión, discriminación y violencia en muchos países.

Hasta la fecha, alrededor de un tercio de los Estados Miembros de la ONU, unos 70 países, continúan criminalizando la homosexualidad y existe un estigma profundamente arraigado contra ellos que no solo afecta negativamente a las personas LGBTI, sino también a las comunidades y economías en las que viven, asegura el Banco Mundial.

Abordar esta situación es especialmente difícil porque la falta de protección legal perpetúa la lucha.

Otra barrera importante es la ausencia de datos sobre la vida de las personas LGBTI, que según la agencia pone en peligro el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el compromiso de los países con el principio de “no dejar a nadie atrás” en el esfuerzo para acabar con la pobreza y la desigualdad.

Según ONU Mujeres, actualmente solo hay 23 países o territorios donde se permite que las personas del mismo sexo se cases on establezcan uniones reconocidas legalmente.

El Orgullo desde la sede de la ONU

El mensaje directo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de que “todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos humanos” resonó el domingo a través de los los miembros de ONU-GLOBE que participaron en el desfile del Orgullo Mundial en la ciudad de Nueva York.

Con pancartas recordaron las conmovedoras palabras de la Declaración: “Todos tenemos derecho a la vida, a la libertad ya la seguridad” y “actuemos unos con otros en un espíritu de hermandad”.

Entre otras cosas, el grupo interinstitucional  combate la homofobia, la bifobia y la transfobia en todo el sistema de las Naciones Unidas.
Según el secretario de UN-GLOBE, Gabe Scelta, la celebración de este año es “especialmente importante” porque marca el 50 aniversario de las protestas de Stonewall, que para muchos representa el comienzo de la lucha por la igualdad y la no discriminación para lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, e intersexuales “con las que aún nos enfrentamos hoy”.

Scelta dijo a Noticias ONU que su comunidad se enfrenta a una discriminación y violencia sin paralelo en todo el mundo, especialmente dirigida a aquellos con identidades intersectoriales, incluidas las mujeres trans afrodescendientes o latinas.

Agregó que tasas extremadamente altas de depresión y suicidio se experimentan “en proporciones epidémicas” como una respuesta natural a las presiones de ser una minoría, especialmente para los jóvenes.

“Ver a personas como nosotros viviendo nuestras vidas con alegría, con el amor y el apoyo de amigos, aliados y lugares de trabajo puede ser un salvavidas”, subrayó Scelta.

Todo el personal de Nueva York fue invitado por el Sindicato del Personal de las Naciones Unidas y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para marchar con ONU-GLOBE en la celebración del Orgullo Mundial.

Swisslatin / ONU Noticias (02.072019)