Print Friendly, PDF & Email

Corte Internacional de Justicia / UN

Dictámenes de la Corte Internacional de Justicia  de La Haya y el Tribunal Internacional sobre el Derecho del Mar.

Los Tribunales Internacionales de la Haya y sobre el Derecho del Mar han recobrado actualidad tras asumir competencia en diferentes litigios iniciados por países latinoamericanos. El primero se ocupó recientemente del diferendo marítimo entre Colombia y Nicaragua.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ), como se denomina este tribunal de la ONU, dictaminó recientemente que Colombia tiene soberanía sobre los cayos Alburquerque, Bajo Nuevo, Este Sureste, Quitasueño, Roncador, Serrana y Serranilla.
Esas islas minúsculas, localizadas en el Caribe, eran disputadas por Nicaragua.

En el mismo fallo, la Corte delineó la frontera marítima entre esos países, otorgando a Nicaragua un área en forma de herradura más allá de 12 millas de los cayos. La CIJ consideró equitativo prolongar la línea divisoria entre los países a lo largo de los paralelos hasta el límite de 200 millas marinas medidas desde la costa nicaragüense.

La decisión de la Corte es inapelable y pone fin a una controversia legal de once años, aunque la disputa política comenzó en 1980 con el desconocimiento por parte de Nicaragua del tratado de 1930 que marcaba la frontera marítima entre los dos países.

El caso de la fragata argentina

Más recientemente, este fin de semana el Tribunal Internacional sobre el Derecho al Mar ordenó a Ghana que libere inmediata e incondicionalmente el buque escuela argentino “Libertad”, incautado el 2 de octubre pasado en el puerto de Tema, ante una demanda por deuda de la empresa NML Capital, que había rechazado participar en la restructuración de la deuda argentina  e insistió en demandar a la nación sudamericana.

La decisión unánime de los 21 jueces de la instancia también estipuló el aprovisionamiento de la fragata y marcó el 22 de diciembre como fecha límite para que Ghana confirme la partida de la nave de las aguas bajo su jurisdicción.

Deliberaciones contencioso chileno-peruano

Por otro lado la Corte Internacional de Justicia (CIJ), concluyó la semana pasada las audiencias orales en relación al contencioso entre Chile y Perú sobre su frontera marítima. Los jueces de la Corte comenzarán ahora sus deliberaciones sobre las posiciones presentadas por ambos países sudamericanos.

En enero de 2008, Perú presentó una demanda contra Chile sobre la delimitación de la frontera marítima, que comienza en el punto limítrofe de Concordia, en la costa del Océano Pacífico, según el Tratado del 3 de junio de 1929, y que incluiría una amplia zona dentro de las 200 millas náuticas de la costa peruana, las cuales Chile considera parte de sus aguas de altamar.

La posición chilena considera que la delimitación, que existe desde 1952, está determinada por el paralelo de latitud que pasa por la costa en el punto limítrofe entre los dos países y, por lo tanto, Perú no debería pretender ninguna jurisdicción al sur de ese paralelo.

Belice y Guatemala

Estos países centroamericanos que tienen una disputa territorial y marítima de larga data, decidieron realizar referendos simultáneos el 6 de octubre de 2013 para consultar a sus respectivas poblaciones sobre si se remite o no la disputa a la Corte Internacional de Justicia.

Ambos países centroamericanos han solicitado ayuda financiera a la comunidad internacional para la realización de los referendos y para los eventuales procedimientos legales. La ONU considera que este proceso está en consonancia con el principio de la solución pacífica de las disputas, contenido en la Carta de la ONU, y que amerita el apoyo internacional.

Desde 1859 Guatemala reclama más de 12 mil kilómetros cuadrados a Belice, que representan más de la mitad del territorio de la antigua colonia británica.

Es en este contexto, de búsqueda de soluciones pacíficas de los conflictos, hay que valorar el enfoque de política internacional de los países latinoamericanos que confían en las decisiones de los jueces del principal órgano judicial de las Naciones Unidas.

Swisslatin / Alberto Dufey (18.12.2012)

 

Compártelo con un amigo