Print Friendly, PDF & Email
Lakhdar Brahimi (Foto UN/ J.M. Ferré)

Lakhdar Brahimi (Foto UN/ J.M. Ferré)

Representante especial para el conflicto sirio insiste en una solución política internacional.

El representante especial conjunto de la ONU y la Liga de Estados Árabes para Siria Lakhdar Brahimi, afirmó este miércoles en Ginebra que una acción militar contra ese país debe ser autorizada por el Consejo de Seguridad e insistió en la continuación de los esfuerzos políticos para poner fin al conflicto.

En declaraciones a la prensa en el Palacio de las Naciones, Lakhdar Brahimi subrayó que hasta el momento Estados Unidos y el Reino Unido no han presentado evidencias sobre el presunto uso de armas químicas por parte del gobierno sirio.

No a la intervención militar

“Me opongo por principio a una intervención militar, ya ha habido suficientes muertes en Siria. No queremos más muertes. Deseamos que todo esto termine”, dijo Brahimi.

Por otro lado, confirmó la utilización de una sustancia contra civiles el pasado 21 de agosto en un suburbio de Damasco, y subrayó que se les debe ofrecer a los inspectores de Naciones Unidas la oportunidad de realizar su investigación y presentar sus conclusiones.

Llamado al Consejo de Seguridad

Por su parte el Secretario General de la ONU pidió hoy al Consejo de Seguridad que se una en la búsqueda de una solución pacífica al conflicto en Siria.

Durante la conmemoración del centenario del Tribunal Internacional de Justicia (TIJ) en la Haya, Ban Ki-moon afirmó que el Consejo “debe encontrar la unidad para actuar, debe utilizar su autoridad para lograr la paz”.

Asimismo deploró la escalada de violencia y señaló que “la lógica militar ha situado al país al borde de la destrucción total y a la región en el caos, y representa una amenaza global”.

Más tiempo para investigar

Ban señaló que la situación en ese país representa el “mayor reto” de la comunidad internacional y lamentó la muerte de más de 100.000 personas desde el inicio del conflicto.

“A los que mandan armas a ambos lados del conflicto les digo: ¿Qué han traído si no es más sufrimiento?”, dijo.

Ban también señaló que el equipo de inspectores de la ONU que se encuentra en Siria para evaluar si se han utilizado armas químicas contra la población necesita más tiempo.

Por último, reiteró que el uso de armas químicas representa, bajo cualquiera circunstancia, una flagrante violación de la legislación internacional.

Investigación imparcial y objetiva

Ban Ki-moon junto al director general de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) Ahmet Üzümcü, destacaron que la labor del equipo investigador que se encuentra en Siria y afirmaron que su trabajo representa la vía imparcial y objetiva para establecer los hechos ocurridos en el país árabe.

También llamaron a todas las partes en Siria a cooperar ampliamente con los inspectores que averiguan las denuncias del presunto uso de armas químicas en ese país, cooperación debe incluir el cese de hostilidades por todos los actores del conflicto.

Swisslatin / UN News (28.08.2013)

Compártelo con un amigo