condenan los fondos buitres en Ginebra