Print Friendly, PDF & Email
Sequía y éxodo (WB)

Sequía y éxodo (WB)

En lo que va de 2015 se registran temperaturas elevadas y prosigue éxodo de personas debido a desastres naturales.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) informó que la temperatura promedio tanto en las superficies oceánicas como terrestres alcanzó el registro más alto que se tenga hasta ahora durante el periodo de enero a junio de este año.

El mes de junio fue el más caliente que se haya registrado, según los datos de la Administración Nacional Atmosférica de Estados Unidos y la Agencia Meteorológica de Japón. La temperatura promedio en tierra del primer semestre de 2015 estuvo 0,85ºC por encima de la media de 15,5ºC del siglo XX, mientras que en el mar subió 0,65ºC, señaló Clare Nullis, portavoz de la OMM.

En todo el planeta

“La mayor parte de las áreas terrestres del planeta estuvieron mucho más calientes de lo que ha sido el promedio registrado. Estas regiones incluyen casi toda Eurasia, Sudamérica, África y el oeste de Norteamérica, con puntos de calor récord en algunas de esas áreas. Toda Australia estuvo mucho más caliente también”, apuntó Nullis.

La portavoz agregó que junio fue el tercer mes de este año que rompió récord de temperatura, anteriormente lo habían hecho marzo y mayo.

Desastres naturales y el éxodo de personas

Durante los últimos siete años, una persona ha sido desplazada cada segundo a causa de los desastres naturales y, sólo en 2014, esos siniestros dejaron 19,3 millones de desarraigados reveló por su parte un informe del Centro de Monitoreo de Desplazamientos del Consejo Noruego para los Refugiados.

Según el estudio, de los 19,3 millones de desplazados del año pasado, 17,5 millones debieron abandonar sus hogares por fenómenos relacionados con el clima, y 1,7 millones por causa de terremotos y advirtió que la tendencia continuará aumentando con el cambio climático.

Debido a factores humanos

El documento destacó que en la actualidad, las probabilidades de desplazamiento son un 60% más altas que hace 40 años y aseveró que eso se debe en gran parte a factores humanos.

El director del Centro de Monitoreo, Alfredo Zamudio, señaló que el desplazamiento de población por desastres naturales ha generado una crisis mundial. Los países asiáticos son los más afectados.

“Lugares como Filipinas y China son ejemplos de cómo los países vulnerables a desastres pueden sufrir múltiples olas de desplazamiento. Y con cada desplazamiento se hace más difícil la capacidad de recuperación de una persona”, dijo Zamudio.

Países pobres y ricos

El problema afecta por igual a los países pobres y ricos, y muchas veces, las víctimas quedan sin un hogar durante décadas. En Estados Unidos, donde más de 56.000 personas resultaron damnificadas por el huracán Sandy en 2012 permanecen sin vivienda.

Zamudio señaló que muchos gobiernos no cuentan con planes de contingencia y que la rápida urbanización sumada al crecimiento de la población aumentan los riesgos de un desplazamiento de población numeroso en caso de desastre.

Swisslatin / UN News (22.07.2015)