Print Friendly, PDF & Email
Campaña contra las drogas (Foto WDD)

Campaña contra las drogas (Foto WDD)

Informe 2013 sobre drogas de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC). 

En lo que va transcurrido de 2013 se registra un aumento alarmante en el mundo de nuevas sustancias psicotrópicas lo que pone en jaque los programas de salud pública de muchos países según el último informe de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC).

Comercializadas como “drogas legales” y “drogas de diseño”, las nuevas sustancias psicotrópicas reportadas por el informe de la UNODC sumaban 251 a mediados de 2012, un número que supera el total de drogas bajo control internacional, que son 234.

Este fenómeno constituye un reto enorme para el sistema de fiscalización internacional de drogas, debido al crecimiento, la velocidad y la creatividad de los fabricantes.

Drogas legales

La UNODC explicó que se trata de un problema alarmante, porque las drogas son legales y se venden abiertamente, incluso a través de internet.

Estas drogas pueden ser mucho más peligrosas que las drogas tradicionales, aseveró el informe.

Nombradas en las calles, como “Spice”, “miau-miau” y “bath salts” esas sustancias hacen creer erróneamente a los jóvenes que están consumiendo una sustancia que no acarrea ningún riesgo.

Un lucrativo mercado

La UNODC señaló que el alcance casi infinito de alterar la estructura química de las fuentes de las nuevas sustancias psicotrópicas, supera los esfuerzos por imponer un control internacional en la materia.

Mientras que la policía está rezagada, los delincuentes no han tardado en aprovechar este lucrativo mercado. Los efectos adversos y el potencial adictivo de la mayoría de estas sustancias no son fáciles de comprender, apuntó el informe.

En Europa, donde el número de NSP pasó de 14 en 2005 a 236 en 2012, el 75% de su consumo se concentra en cinco grandes países: Reino Unido, seguido de Polonia, Francia, Alemania y España.

El cannabis la droga que más circula

A nivel mundial, el cannabis sigue siendo la droga ilegal más utilizada, con 180 millones de consumidores, según las últimas estimaciones de las que dispone la UNODC. Este dato corresponde al 3,9% de la población con edades comprendidas entre los 15 y los 64 años.

“África parece ganar importancia como itinerario del tráfico marítimo”, señaló la UNODC.

Esta oficina señaló un recorrido cada vez más utilizado para alimentar los mercados de consumo, que parte del sur de Afganistán para llegar hasta los puertos de Irán o Pakistán, de ahí alcanzar África del Este o del Oeste y finalmente satisfacer la demanda de los mercados.

Afganistán, donde en 2012 se registró el 74% de la producción mundial ilegal de opio, sigue siendo su principal productor.

Para atacar a esta proliferación, la UNODC ha puesto en marcha un sistema de alerta temprana que permitirá a la comunidad mundial vigilar su aparición y tomar las acciones apropiadas.

Swisslatin (27.06.2013)