Print Friendly, PDF & Email

Vista panorámica de una reunión del Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra. (foto ONU/ Jean-Marc Ferre)

Una resolución del órgano de la ONU que se ocupa de las garantías fundamentales señala que la crisis y las condiciones humanitarias de la población han empeorado con las disposiciones punitivas aplicadas contra el país sudamericano.

El texto también afirma que es necesario alcanzar una solución pacífica mediante el diálogo entre venezolanos y sin ninguna injerencia extranjera.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconoció este jueves que las “medidas coercitivas extraterritoriales unilaterales”, impuestas a Venezuela, “han agravado todavía más los efectos de la crisis económica y, en consecuencia, la situación humanitaria del pueblo venezolano” y expresó su preocupación al respecto.

En una resolución sobre el fortalecimiento de la cooperación y la asistencia técnica en el campo de los derechos humanos en Venezuela, el órgano reafirma los principios universales de soberanía, integridad territorial, libre determinación, igualdad soberana de los Estados, no intervención y no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Con relación a ello, subraya que son los propios venezolanos quienes deben buscar una solución “pacífica, democrática y constitucional” a la situación que atraviesa su país, “sin ninguna injerencia militar, de fuerzas de seguridad o de servicios de inteligencia extranjeros”.

El texto apoya, en este sentido, las iniciativas diplomáticas encaminadas a fomentar las negociaciones y el diálogo político entre el Gobierno y la oposición, como son las gestiones de mediación de Noruega y la labor del Grupo de Contacto Internacional y del Mecanismo de Montevideo.

Compromisos

El documento alude a la visita de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos a Venezuela, destaca la voluntad política de cooperación del Gobierno venezolano y acoge con beneplácito los compromisos acordados para mejorar las garantías fundamentales en el país. Además, insta al país a aplicar las recomendaciones del informe de la Oficina de la Alta Comisionada.

Asimismo, se refiere a la presencia permanente de la Oficina de la Alta Comisionada en el país y destaca los términos del memorando de entendimiento entre ésta y el Gobierno, que incluyen el acceso ilimitado a todas las regiones y centros de detención, además del fortalecimiento del sistema judicial y los mecanismos de protección de los derechos humanos.

El Consejo también resalta la decisión venezolana de autorizar gradualmente el suministro de asistencia humanitaria por las agencias de la ONU y de otras organizaciones internacionales, solicitando a los Gobiernos que apoyen el Plan de Respuesta Humanitaria para Venezuela y que faciliten su implementación.

Del mismo modo, insta a las autoridades del país a hacer tomar las provisiones necesarias para garantizar que todos los venezolanos disfruten del derecho a la alimentación, el agua y la salud.

Finalmente, alienta la Gobierno y a la oposición a seguir avanzando por la senda del “diálogo político genuino” a fin de alcanzar una solución pacífica que permita el respeto, la protección y la promoción de los derechos humanos en el país.

Swisslatin / ONU Noticias (27.09.2019

Compártelo con un amigo