Print Friendly, PDF & Email

UIT sobre los precios de los servicios de voz móvil, de datos móviles y de banda ancha fija sugiere que la asequibilidad no es el único obstáculo para la adopción de Internet. (foto pixaba.com)

En promedio, los precios de los servicios de voz móvil, de datos móviles y de banda ancha fija están disminuyendo constantemente en todo el mundo, y en algunos países incluso de manera espectacular.

La reducción de los precios en relación con los ingresos es aún más drástica, lo que sugiere que, a nivel mundial, los servicios de telecomunicaciones y de tecnología de la información y las comunicaciones son cada vez más asequibles.

Sin embargo, ambas tendencias no se traducen en un rápido aumento de las tasas de penetración de Internet, lo que sugiere que existen otros obstáculos para el uso de Internet, concluye la UIT en su nuevo informe estadístico, Measuring Digital Development: ICT Price Trends 2019 (Medición del desarrollo digital: Tendencias de los precios de las TIC 2019).

“Mantener los servicios de telecomunicaciones y digitales lo más asequibles que sea posible siempre ha sido importante para garantizar una mayor adopción de Internet, especialmente para los hogares y consumidores con menor nivel de ingresos”, declaró Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. “Frente al COVID-19, esto es más vital que nunca.

Es posible que las personas que no tienen acceso a Internet no puedan acceder a la información sobre cómo protegerse del coronavirus, al teletrabajo, al aprendizaje a distancia ni conectarse con familiares y amigos durante la cuarentena”.

Las últimas estadísticas de la UIT confirman que puede que la asequibilidad no sea el único obstáculo para la adopción de la Internet, y que otros factores, como el bajo nivel de educación, la falta de contenidos pertinentes, la falta de contenidos en los idiomas locales, la falta de conocimientos digitales y una conexión de baja calidad a la Internet también pueden impedir el uso efectivo.

“La crisis del COVID-19 nos ha mostrado claramente que nadie está a salvo hasta que todos estemos a salvo. Por la misma razón, no podremos usar todo el potencial de las tecnologías digitales hasta que estemos todos conectados”, afirmó Doreen Bogdan-Martin, Directora de la Oficina de Desarrollo de las Telecomunicaciones de la UIT. “Para conectar a todos, necesitamos abordar todos los factores que pueden impedir la conectividad positiva”.

Resultados clave

En la mayoría de los países, la cesta de voz móvil de nivel básico sigue siendo ampliamente asequible. En 70 países se disponía de un plan de telefonía móvil de baja utilización por menos del 1 por ciento del ingreso nacional bruto (INB) per cápita, y en otros 37 países era inferior al 2 por ciento. Aunque es difícil de probar la causalidad, las reducciones de precios han contribuido indudablemente al rápido aumento de la tasa de penetración de la telefonía móvil, junto con la creciente competencia y una mejor supervisión y evaluación de los precios por parte de los organismos reguladores.​

La expansión de los paquetes de servicios ha reducido aún más los precios, como ocurre con los paquetes combinados de datos y voz, que son en general más baratos en la mayoría de los mercados que la suma de las dos cestas por separado.

Entre 2013 y 2019 han disminuido los precios en relación con el INB per cápita. El precio medio mundial de una cesta de datos móviles de 1,5 GB se redujo del 8,4 por ciento del INB per cápita en 2013 al 3,2 por ciento en 2019, con una tasa de crecimiento anual compuesta de casi –15 por ciento. Cuando se expresa en dólares de los EE.UU., el precio medio mundial de una cesta de datos móviles de al menos 1,5 GB se redujo en un promedio anual del 7 por ciento entre 2013 y 2019.

Se ha avanzado adecuadamente en lo que respecta a la meta de la Comisión de la Banda Ancha para el Desarrollo Sostenible de lograr una banda ancha asequible que cueste entre el 2 y el 5 por ciento del INB per cápita para 2025, pero aún queda mucho por hacer. Todavía hay nueve países en desarrollo y 31 países menos adelantados que aún tienen que alcanzar la meta del 2 por ciento para 2025.

Los paquetes de banda ancha fija siguen siendo generalmente más caros que los paquetes de datos móviles (aunque los volúmenes de datos incluidos no siempre sean comparables). En los últimos cuatro años, la asequibilidad de la banda ancha fija no ha cambiado sustancialmente, pero las velocidades de descarga anunciadas siguen aumentando.

Swisslatin / UIT Prensa (26.05.2020)