>
>
Cosecha del excedente de maíz (UN)

Cosecha del excedente de maíz (UN)

Desperdicio producido en el proceso de comercialización, incluyendo el almacenamiento y el transporte.

La FAO y la Unión Mundial de Mercados Mayoristas (WUWM, por sus siglas en inglés) se han asociado para promover la sostenibilidad y la inclusión en el sector mayorista, incluyendo el desarrollo de mejores prácticas para reducir el desperdicio de alimentos.

Los mayoristas funcionan como intermediarios, vendiendo productos agrícolas comprados a granel directamente a productores, empresas y revendedores profesionales.

Aunque los mercados mayoristas manejan importantes volúmenes de alimentos  -en especial en los países en desarrollo- existen lagunas de información sobre el desperdicio de alimentos en el proceso de comercialización -incluyendo el almacenamiento y el transporte-, por lo que estos mercados se están centrando en nuevas iniciativas para abordar estas carencias.

Mejorar la logística

Entre los objetivos principales del pato destaca la recopilación de información más detallada sobre la cantidad de alimentos que se pierde y desperdician a nivel mayorista y el desarrollo de procedimientos adecuados para mejorar la eficiencia logística en los mercados urbanos y con los proveedores y compradores, al tiempo que se previenen y gestionan los desperdicios en todo el sector.

Casi un tercio de los alimentos producidos a nivel mundial para el consumo humano –cerca de 1 300 millones de toneladas al año- se pierde o se desperdicia. Las pérdidas se concentran cada vez más en las ciudades: más de la mitad de la población mundial es hoy en día urbana, y en 2050 casi dos tercios vivirá en ciudades.

Frutas y verduras

La FAO estima que más del 40 por ciento de los cultivos de tubérculos, frutas y verduras se pierden o desperdician, junto con el 35 por ciento del pescado, el 30 por ciento de los cereales y el 20 por ciento de las semillas oleaginosas, carne y productos lácteos.

Calculado a partir de los precios al productor y al por menor, el desperdicio de alimentos representa un valor económico total cercano al billón de dólares EEUU anuales.

Utilizar los productos dañados y los excedentes

La red mundial de la WUWM conecta los vendedores al por mayor en 43 países, lo que la convierte en un socio ideal en la recolección de información, que se traducirá en una serie de informes y actividades como la mejora de las técnicas de almacenamiento y la búsqueda de formas alternativas de utilizar los productos dañados y los excedentes.

La pérdida de alimentos es la reducción involuntaria en los alimentos disponibles para el consumo humano, resultado de la ineficiencia en las cadenas de suministro: la deficiente infraestructura y la logística o la falta de tecnología, conocimientos insuficientes o capacidad de gestión inadecuada.

Se produce principalmente durante la producción o el procesado post-cosecha, por ej. cuando los cultivos se dejan sin recolectar o se desecha el producto durante el procesado, almacenamiento o transporte.

El desperdicio de alimentos se refiere a los descartes intencionados de artículos comestibles, principalmente por los minoristas y consumidores, y se debe al comportamiento de empresas y particulares.

El término despilfarro de alimentos hace referencia a los dos aspectos anteriores combinados.

Swisslatin / FAO News (04.06.2015)


>