Print Friendly, PDF & Email

Un hombre es vacunado en Rwebisengo, en Uganda, contra el ébola. (foto OMS)

La Organización Mundial de la Salud celebró la decisión tomada por la Agencia Europea de Medicamentos mientras desarrolla un plan mundial en previsión de una mayor demanda de vacunas contra el virus.

Durante el actual brote de la enfermedad en la República Democrática del Congo, se ha inmunizado a más de 236.000 personas con la vacuna rVSV ZEBOV GP.

La Organización Mundial de la Salud aplaudió este viernes la decisión adoptada por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) por la que recomienda autorizar la comercialización bajo ciertas condiciones de la vacuna rVSV-ZEBOV-GP que demostró su eficacia en la protección del virus del ébola en humanos.

La decisión anunciada por la Agencia, sobre la que recae la responsabilidad de la evaluación científica de los medicamentos elaborados por la industria farmacéutica, representa un paso clave previo a la decisión de la Comisión Europea sobre la concesión de licencias.

Un resultado que también aplaudió el director general de la OMS, el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien destacaba que “la autorización condicional de la primera vacuna contra el Ébola es un triunfo para la salud pública y un testimonio de la colaboración sin precedentes entre decenas de expertos de todo el mundo”.

Durante los últimos cinco años, la OMS convocó a diversos especialistas para evaluar las pruebas sobre varias vacunas candidatas al tratamiento contra el Ébola.

 La singularidad del examen de la Agencia recae en el hecho de que tanto la OMS como los reguladores africanos participaron activamente a través de un innovador acuerdo de cooperación que ayudará a acelerar el registro para los países de mayor riesgo.

Breve historia de la vacuna

Durante el brote de ébola en África occidental que tuvo lugar el año 2015 se condujo un ensayo clínico para lograr la vacuna. Cuando ninguna otra organización estaba en condiciones de llevar a cabo un ensayo en Guinea durante una compleja emergencia, el Gobierno de ese país y la Organización Mundial de la Salud tomaron la inusual medida de dirigir el ensayo.

A continuación, una coalición mundial de donantes, entre ellos los Gobierno de Canadá y el Reino Unido, junto al ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega y Médicos Sin Fronteras, financió el apoyo necesario para lograrla.

Por ese motivo, la OMS celebró el esfuerzo y los sacrificios de tantas personas durante los últimos cinco años, y destacó que este esfuerzo internacional condujo a este hito en la salud pública.

Siguientes pasos: plan mundial y hoja de ruta

En previsión de una mayor demanda de vacunas contra el ébola durante los próximos años, la OMS trabaja juntamente con la Alianza Mundial para el Fomento de la Vacunación y la Inmunización (GAVI), UNICEF y otros socios para desarrollar un Plan Mundial de Seguridad de las Vacunas Contra el Ébola, ya que se necesitará una mayor capacidad de suministro y múltiples fabricantes a corto y medio plazo para satisfacer la demanda y garantizar la seguridad de las vacunas.

Asimismo, la OMS informó que se ha establecido una hoja de ruta para acelerar la precalificación de la vacuna rVSV-ZEBOV-GP en los países africanos, coordinar las acciones y contribuciones para la concesión de licencias y su posterior lanzamiento.

El anuncio de hoy no comporta un acceso inmediato en la obtención o la administración de la vacuna en la República Democrática del Congo ya que todavía no se ha concedido la licencia, y las dosis autorizadas sólo estarán disponibles a mediados de 2020. Pese a ello, la vacuna seguirá utilizándose en el país bajo un protocolo de investigación, también conocido como “acceso extendido” o “uso compasivo”.

Durante el actual brote de Ébola en la República Democrática del Congo, la OMS ha vacunado a más de 236.000 personas con rVSV ZEBOV GP donado por la empresa farmacéutica Merck.

Swisslatin / ONU Noticias (21.10.2019)

Compártelo con un amigo