Print Friendly, PDF & Email
transportador

(foto WB/Scott Wallace)

Los Objetivos del Milenio están lejos de alcanzarse en la fecha prevista por la ONU en 2015, razón por la cual la Organización Internacional del Trabajo (OIT) opta por conceder prioridad al empleo y a los medios de vida.

La OIT hizo un llamado a fin de que el empleo y los medios de vida estén en el corazón de la agenda de desarrollo una vez que pase la fecha para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en 2015, seguramente, debido a que no se logrará esta meta, vista la crisis económica actual.

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio son ocho objetivos de desarrollo internacional que los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a alcanzar para 2015, entre ellos, el empleo para todos.

Los ODM fueron adoptados en 2000, pero muchos países se han alejado aún más del empleo pleno a causa de la crisis económica y financiera mundial, concede el Director de la OIT.

La prioridad más apremiante

“La creación de empleos es la prioridad más apremiante del desarrollo mundial”, declaró el Director General de la OIT, Guy Rycher. “Un trabajo decente es el mejor camino para salir de la pobreza y es también el camino hacia el crecimiento de las economías. El trabajo se traduce en desarrollo.”

Por el contrario, donde los empleos escasean o donde los medios de vida disponibles dejan a las familias en la pobreza, hay menos crecimiento, menos seguridad y menos desarrollo humano y económico”, agregó.

Crear entre 45 y 50 millones de empleos anuales

La OIT estima que será necesario crear entre 45 y 50 millones de empleos cada año durante la próxima década para absorber el número de personas que se incorporarán al mercado laboral.

La OIT pide que los empleos sean un objetivo central de la agenda de desarrollo global después de 2015. Esta agenda será discutida y elaborada por Naciones Unidas y otros organismos internacionales como seguimiento de los ODM.

Trabajo decente y pleno empleo

“Necesitamos que el trabajo decente – incluyendo el pleno empleo – sea un objetivo en sí mismo”, afirmó el Director de la OIT. El empleo pleno y productivo y el trabajo decente fueron agregados a los ODM originales, pero sólo como meta secundaria del objetivo de reducir a la mitad la pobreza y el hambre para 2015.

En este nuevo escenario, “establecer el pleno empleo y el trabajo decente como un objetivo explícito harán que los responsables de la toma de decisiones y los profesionales del desarrollo se enfoquen en esta necesidad vital”, explicó Ryder.

Un nuevo marco mundial estimulará el intercambio de conocimientos y las asociaciones globales. Además, promoverá la justicia, la igualdad de oportunidades y los derechos de los trabajadores.

Swisslatin (19.11.2012)

Compártelo con un amigo