Print Friendly, PDF & Email

Contingente de Guatemala en la MINUSTAH, Haití. (foto ONU/Logan Abassi).

La jefa de Gabinete del Secretario General, Maria Luiza Ribeiro Viotti, en una intervención ante el Consejo de Seguridad sobre mujeres, paz y seguridad, que centró en el principio de prevención, hizo la siguiente declaración:

“La reciente visita del Secretario General de la ONU a la República Centroafricana no busca únicamente apoyar la operación de paz en ese país, sino ser testigo de primera mano de cómo su nueva estrategia para prevenir la explotación y los abusos sexuales se traduce en cambios sobre el terreno”.

Viotti indicó que el nuevo enfoque de António Guterres para lograr la paridad de género en Naciones Unidas continúa muy atrasado en las operaciones de paz de los países en crisis, donde el papel de las mujeres es a menudo el más necesario.

“Es simplemente inaceptable que, en 2017, solo el 3% de nuestras fuerzas de mantenimiento de la paz, la cara más visible de la ONU, sean mujeres. También nos esforzamos por aumentar el número de mujeres mediadoras”, dijo.

Entre las medidas propuestas por Viotti para reforzar la capacidad de Naciones Unidas y lograr una prevención eficaz, señaló, entre otras, el establecimiento de una relación más continua con organizaciones de mujeres sobre el terreno.

Durante la sesión intervino, invitada por el Consejo de Seguridad, Charo Mina Rojas, líder afrocolombiana de la organización Proceso de Comunidades Negras, quien destacó la importancia que supuso el Acuerdo de paz en su país para las mujeres y comunidades indígenas y afrodescendientes.

Sin embargo, advirtió que el espacio dejado por las FARC ha sido ocupado por paramilitares y otros actores armados en muchas áreas de Colombia.

“Esto ha creado una necesidad urgente de que las organizaciones locales de mujeres y líderes comunitarios sean consultadas y participen en el diseño de estrategias locales de protección para mantener seguras a nuestras comunidades”, señaló Mina Rojas.

Swisslatin / ONU news (30.10.2017)