Print Friendly, PDF & Email

Un joven de Burundi asiste a la escuela de reintegración nacional”. (foto: UNICEF / Prinsloo)

La UNESCO ha publicado un informe sobre educación en el mundo en el que asegura que los profesores no son los únicos responsables de los fallos en el sistema educativo.

El Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo (GEM) dice que la educación es una responsabilidad compartida de “los gobiernos, las escuelas, los docentes, los padres de alumnos y los organismos privados” y en última instancia son los gobiernos los que tienen que garantizar una educación universal de calidad y deben rendir cuentas para alcanzar este objetivo.

“Además, esa responsabilidad debe delimitarse cuidadosamente teniendo bien presentes los criterios esenciales de equidad, inclusión y calidad”, declaró la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova.

El informe recalca que es injusto y contraproducente culpar a los docentes de los fallos de los sistemas educativos. Menciona, por ejemplo, que en Indonesia la mitad de las ausencias de los maestros en el curso escolar 2013-2014 obedecieron a permisos para proseguir sus estudios, sin que se hubiera previsto reemplazarlos.

“Si uno se basa en los resultados escolares de los alumnos para sancionar a las escuelas y los docentes, se corre el riesgo de que éstos modifiquen su comportamiento para protegerse contra las sanciones y esto puede conducir a que se deje de lado a los alumnos más rezagados”, señala el director del Informe GEM, Manos Antoninis.

Además, la UNESCO considera que la transparencia contribuiría a determinar cuáles son los problemas de los sistemas educativos, pero sólo uno de cada seis gobiernos publica informes anuales de seguimiento de la educación.

Swisslatin / ONU news (27/10/2017)