>
>

Niño en el invierno sirio (Unicef)

UNICEF solicita más fondos para aumentar la ayuda ante a un déficit de financiación de 38 millones de dólares.

El clima invernal y las temperaturas especialmente frías no solo amenazan Europa occidental sino también a millones de niños en Oriente Medio afectados por la crisis de los conflictos bélicos en la región, según UNICEF.

El organismo de protección de la infancia de la ONU enfrenta a un déficit de financiación de 38 millones de dólares para proporcionar a los niños y sus familias asistencia vital como ropa de abrigo, mantas y suministros invernales a medida que avanza el invierno.

Sobrevivir con lo mínimo

El crudo invierno, se manifiesta con temperaturas heladas, tormentas y fuertes nevadas, lo que dificulta aún más la situación de las familias afectadas por el conflicto en Siria y en Iraq, que ya están luchando por sobrevivir con lo mínimo.

Muchas personas se han visto desplazadas por la violencia y viven en campos o refugios temporales, con muy poca protección frente al frío penetrante.

“Los meses de invierno son todavía más brutales para los niños vulnerables en la región.

Ya están debilitados por meses de desnutrición y falta de atención médica, lo cual les pone en riesgo de sufrir hipotermias y graves infecciones respiratorias debido al frío. Sin ayuda, el invierno podría ser otra grave condena para muchos de ellos” dijo Geert Cappelaere, director regional de UNICEF para Oriente Medio y el Norte de África.

Las familias están agotadas después de años de conflicto, desplazamientos y desempleo, que han disminuido sus recursos económicos y hacen imposible que puedan adquirir ropa de abrigo y combustible para la calefacción.

Las necesidades superan a la respuesta

La respuesta de UNICEF ante el invierno garantiza hasta ahora que los niños vulnerables de la región y sus familias puedan beneficiarse de calefacción en las escuelas, ropa de abrigo y uniformes escolares.

El apoyo durante el invierno se une a los programas de salud, nutrición, agua y saneamiento, protección y educación que UNICEF ya tiene en marcha, y que siguen llegando a millones de niños vulnerables en la región, como la distribución de ayudas en efectivo y kits de invierno, que incluyen ropa, bufandas, guantes, zapatos y mantas térmicas.

Durante este invierno UNICEF espera proporcionar a más de 2,5 millones de niños en Siria, Iraq, Jordania, Líbano Turquía y Egipto y a familias, muchas de las cuales han perdido todas sus posesiones en su huida del conflicto.

Pero UNICEF ha recibido poco más de la mitad de los 82 millones de dólares (78,9 millones de euros) que necesita para proteger a los niños del frío, incluyendo los que están en las zonas sitiadas y de difícil acceso.

Si no recibe más fondos UNICEF no podrá proporcionar más ropa de abrigo ni otros servicios, lo cual dejará a más de un millón de niños expuestos al frío.

Swisslatin / Unicef News (10.01.2017)


>