>
>
El Palacio de las Naciones en Ginebra (UN)

El Palacio de las Naciones en Ginebra (UN)

Durante una hora los edificios emblemáticos de las capitales del mundo apagaron sus luces durante una hora.

La Hora del Planeta fue celebrada la noche del sábado en 172 países del mundo y 10.000 ciudades los edificios emblemáticos, públicos y empresas apagaron sus luces durante una  hora para llamar la atención sobre la necesidad de actuar sobre el clima ahora, el tema de este año.

Desde 2007 se ha convertido en la celebración más grande del mundo para nuestro planeta. También cientos de millones de personas en todo el mundo apagan sus luces en sus casas, muchos simbólicamente,  para mostrar su compromiso con algo que todos tenemos en común: el planeta.

Entre los monumentos y edificios que suspendieron su iluminación destacaron en Ginebra, el Palacio de Naciones Unidas, en París la Torre Eiffel, en Barcelona la Sagrada Familia, en Madrid el Palacio Real, las pirámides de Guiza, en Egipto, el Vaticano y la sede de la ONU en Nueva York, por nombrar algunos.

Un movimiento nacido en Australia

La Hora del Planeta fue concebida por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés) y se celebró por primera vez en Australia en 2007. Desde entonces se ha convertido en un movimiento ambientalista mundial para crear conciencia sobre el cambio climático.

En un mensaje, el Secretario General Ban Ki-moon dijo que la iniciativa demuestra lo que se puede hacer cuando se diferentes grupos se unen en la acción.

Actuar sobre el clima

“Naciones Unidas participa en la Hora del Planeta cada año para llamar la atención sobre la necesidad de actuar sobre el clima ahora y por el futuro brillante que tendremos si actuamos juntos. El cambio climático es un problema de la gente. La gente lo causa y la gente sufre con él. La gente también puede resolver este problema”. Dijo.

La participación de la ONU en la Hora del Planeta tiene lugar en momentos en que el organismo internacional se prepara para la adopción de un nuevo pacto vinculante y universal sobre el clima en ua conferencia en Paris, en el mes de diciembre.

La convocatoria de este año era especialmente importante para la organización. Aparte del simbolismo y el pequeño ahorro en energía, se considera el punto de partida ante la reunión del próximo mes de diciembre en París, donde se debatirá un nuevo acuerdo sobre el clima que sustituya al de Kioto.

Swisslatin (29.03.2015)


>