Print Friendly, PDF & Email
Misión de paz de la ONU en Haití (Foto UN)

Misión de paz de la ONU en Haití (Foto UN)

Víctimas del brote de cólera acuden a tribunales de EE.UU para exigir compensaciones económicas.

Como respuesta a un grupo de víctimas del brote de cólera en Haití, que presentó ante un tribunal federal de Nueva York una demanda contra la ONU para exigir compensaciones económicas, el organismo reitera su compromiso para “hacer todo lo posible con el fin de ayudar al pueblo haitiano a superar la epidemia” que comenzó en 2010 y que sigue causando estragos.

“Naciones Unidas está trabajando sobre el terreno con el Gobierno y el pueblo de Haití para proporcionar asistencia práctica inmediata a los afectados y para mejorar los servicios básicos”, ha dicho la portavoz de la ONU, Farhan Haq.

Campañas de salud pública

Desde que estalló el brote de cólera, Naciones Unidas ha adoptado una serie de medidas para contenerlo, como campañas de vacunación y de higiene y la construcción de instalaciones médicas y de sistemas de tratamiento de agua, destacó el portavoz.

Además, ha señalado que en diciembre de 2012 el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, puso en marcha un programa para la eliminación del cólera en Haití y en la vecina República Dominicana, centrado en la prevención, el tratamiento y la educación.

Haq ha realizado estas declaraciones después de que un grupo de víctimas del brote de cólera haya presentado este miércoles ante un tribunal federal de Nueva York una demanda contra la ONU para exigir compensaciones económicas.

No hay declaraciones públicas

“En relación a las posibles reclamaciones a Naciones Unidas, ya hemos dichos, con motivo de otros casos, que nuestra política es no dar declaraciones públicas sobre los procesos judiciales en marcha, por lo que no vamos a hacer ningún comentario”, ha explicado.

El pasado mes de febrero, la ONU rechazó la demanda interpuesta en noviembre de 2011 por el Gobierno de Haití para reclamar una compensación por el brote de cólera amparándose en la Convención de Privilegios e Inmunidades de la organización internacional.

Bajo Inmunidad diplomática

Ban llamó por teléfono al presidente haitiano, Michel Martelly, para informarle de que “las reivindicaciones no pueden ser admitidas, conforme a la sección 29 de la Convención de Privilegios e Inmunidades” de la organización internacional.

“Se otorgarán facilidades análogas a las especificadas en la sección 23 a los expertos y demás personas que, sin poseer un ‘láissez-passer’ de Naciones Unidas, sean portadores de un certificado que acredite que viajan por cuenta de un organismo especializado”, reza la sección 29.

Por su parte, la sección 23, a la que hace referencia, establece la obligación para los organismos especializados de “cooperar en todo momento con las autoridades competentes de los Estados miembro para facilitar la adecuada administración de justicia, asegurar el cumplimiento de los reglamentos policiales y evitar todo abuso en relación con los privilegios, inmunidades y facilidades”.

Heces vertidas al río Artibonite

Tras el terremoto que el 12 de enero de 2010 sacudió la isla caribeña -que acabó con la vida de 300.000 personas-, se propagó rápidamente un brote de cólera que ha dejado 8.000 muertos, sobre todo los residentes en campamentos provisionales, y 650.000 enfermos.

Varios informes, también internos, han señalado como causa probable, aunque no concluyente, las heces vertidas al río Artibonite por los miembros nepalíes de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (MINUSTAH), ya que el origen del brote de cólera es un extraño patógeno del tipo ‘vibrio cholerae’ del Sur de Asia.

Swisslatin / EP (10.10.2013)