Print Friendly, PDF & Email
Se organizan en EE.UU.  Foto FWI

Se organizan en EE.UU. Foto FWI

A pesar de todas las dificultades se están organizando en  la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar.

Según un reciente informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) desde Indonesia hasta Kenya, de Manila a Nueva York, los trabajadores domésticos se están reuniendo para crear sus propias organizaciones y, conjuntamente, exigir condiciones de trabajo decente.

Siempre según la OIT, al trabajar en los hogares privados como cocineros, niñeras, cuidadores o como encargados de la limpieza, los trabajadores domésticos están más aislados que la mayoría de los grupos de trabajadores.

Una Red Internacional

Organizaciones de todas partes del mundo se están afiliando a la Red Internacional de Trabajadoras del Hogar (IDWN en inglés), y al menos otras cincuenta organizaciones similares serán invitadas a participar a la conferencia de inauguración oficial de la Red que se llevará a cabo el próximo octubre en Uruguay. Hasta el momento de esta crónica, 21 organizaciones se habían afiliado.

“Siempre me han dicho que es muy difícil organizar a los trabajadores domésticos. Ellos están demostrando que éste es un mito”, afirmó Claire Hobden del programa sobre las condiciones de trabajo y empleo de la OIT.

Según un nuevo informe de la OIT, que ofrece el primer estudio detallado sobre el trabajo doméstico en el mundo, al menos 52 millones de personas se desempeñan como trabajadores domésticos.

En este tipo de trabajo, la remuneración puede ser muy baja, las condiciones de trabajo son precarias, y el riesgo de abusos, incluso la violencia física o sexual, es alto.

Construir un movimiento a escala mundial

Pero a pesar de su aislamiento, los trabajadores domésticos han logrado relacionarse con otras organizaciones de mujeres, grupos de derechos humanos, movimientos cooperativos y sindicatos, dijo Elizabeth Tang, coordinadora internacional de la IDWN.

“En Kenya, por ejemplo, los sindicatos y las organizaciones de trabajadores domésticos están realizando una labor conjunta. En Indonesia, donde existen diversas centrales sindicales, todos los sindicatos están trabajando de manera activa para apoyar a los trabajadores domésticos”, explicó Tang.

Para Barbro Budin de UITA (el sindicato internacional de los trabajadores agrícolas, de la alimentación y la hotelería), este tipo de alianzas tienen efectos recíprocos. Varios representantes de organizaciones de trabajadores domésticos participaron del Congreso de la UITA que se realizó en mayo 2012 en Ginebra e inspiraron a otros delegados con su fuerza y convicción.

En EE.UU trabajadores domésticos latinoamericanos

En las economías en desarrollo, los trabajadores domésticos también se están organizando con éxito.

En Estados Unidos, por ejemplo, la Alianza Nacional de Trabajadores Domésticos (NDWA en inglés) opera en diecinueve ciudades y relaciona a más de 10.000 niñeras, cuidadores y encargados de la limpieza, la mayoría proveniente de los países latinoamericanos.

La Alianza ha logrado aprovechar el éxito alcanzado por Domestic Workers United en el Estado de Nueva York, que se movilizó para garantizar que la asamblea legislativa aprobara una Carta de los derechos de los trabajadores domésticos en 2010, a fin de ofrecer una adecuada seguridad en el empleo a este tipo de trabajadores. Existen además iniciativas similares en otras regiones del país, como en California.

Swisslatin (15.01.2012)