Print Friendly, PDF & Email
Efecto de un ensayo nuclear (Foto UN)

Efecto de un ensayo nuclear (Foto UN)

Piden avanzar hacia un instrumento jurídicamente vinculante que prohíba ese tipo de armas.

Los países latinoamericanos en la ONU volvieron a defender la causa de la prohibición de las armas nucleares en el mundo, una postura unánime dentro de la comunidad de Estados que se conoce como CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños).

El representante de turno del CELAC, eministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla,  indicó que el grupo se suma a los esfuerzos de la comunidad internacional para avanzar hacia un instrumento jurídicamente vinculante que prohíba ese tipo de armas.

Primera zona libre de Armas Nucleares

El diplomático cubano recordó que América Latina y el Caribe es “la primera área densamente poblada en el mundo que se declaró como Zona Libre de Armas Nucleares (ZLAN)”, por medio del Tratado de Tlatelolco.

“El Tratado de Tlatelolco y el Organismo para la Proscripción de las Armas Nucleares en la América Latina y el Caribe (OPANAL), han sido un referente político, jurídico e institucional en la creación de otras Zonas Libres de Armas Nucleares (ZLANs) en diferentes regiones del Mundo”, señaló Rodríguez.

Energía nuclear con fines pacíficos

El representante de la CELAC exigió que se prohíban los ensayos nucleares de todo tipo y reafirmó el derecho inalienable de los Estados a utilizar la energía nuclear con fines pacíficos.

Por otro lado, el Secretario General de la ONU subrayó la necesidad de que el desarme nuclear adquiera en la agenda internacional la prioridad que requiere.

En un debate de alto nivel sobre el tema en la Asamblea General, Ban Ki-moon recordó que en su primera resolución en 1946, el máximo órgano de la ONU identificó al desarme nuclear como un objetivo principal.

Oriente Medio en la mira

“Su logro fortalecería la paz y la seguridad internacionales. Liberaría muchos recursos que se necesitan para el desarrollo económico y social. Promovería el estado de derecho. Protegería el medio ambiente y alejaría a los materiales nucleares de terroristas y extremistas. Además, eliminaría la capa de miedo que nubla hoy toda la existencia humana”, dijo.

El titular del organismo mundial instó a las potencias nucleares a aumentar los esfuerzos por alcanzar ese objetivo e instó a la República Democrática Popular de Corea y a Irán a cumplir con sus responsabilidades ante la comunidad internacional.

Asimismo, subrayó la necesidad de declarar al Oriente Medio como una zona libre de armas nucleares y de otros artefactos de destrucción masiva.

Swisslatin (27.09.2013)