>
>
Niño sobreviviendo en la guerra (UN)

Niño sobreviviendo en la guerra (UN)

Más de 86,7 millones de niños están expuestos a traumas extremos según informe de la UNICEF.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) alerta que más de 86,7 millones de niños menores de 7 años vivieron toda su vida en zonas de conflicto, un factor que pone en riesgo el desarrollo de su cerebro.

Un nuevo informe del organismo sostiene que los niños que crecen en un entorno de guerra y conflicto, están a menudo expuestos a traumas extremos y viven en situaciones de estrés tóxico. UNICEF advierte que este estado inhibe la conexión de las células del cerebro y tiene importantes repercusiones que afectarán su desarrollo cognitivo, social y físico para el resto de su vida.

Toda la vida en medio de un conflicto

Las cifras de UNICEF revelan que uno de cada 11 niños menores de 6 años en todo el mundo ha pasado el período más importante del desarrollo de su cerebro viviendo en medio de un conflicto.

Pia Britto, directora de Desarrollo de la Primera Infancia de UNICEF, denunció que el conflicto priva a los niños de la seguridad, la familia, los amigos y el juego, elementos que potencian el desarrollo y aprendizaje de los menores y que les permite en el futuro contribuir a sus economías y sociedades.

Pérdida de neuronas

Según UNICEF, un niño nace con 253 millones de neuronas en funcionamiento, pero el hecho de alcanzar la plena capacidad adulta de mil millones de neuronas conectables depende en gran parte del desarrollo del cerebro durante la primera infancia. Esto incluye la lactancia, la estimulación temprana, las oportunidades de aprendizaje y tiempo para crecer y jugar en un entorno seguro y saludable.

UNICEF calcula que en el último año ha atendido a más de 800.000 niños que viven en contextos de emergencia.

Cerca de 3’7 millones de niños sirios -1 de cada 3 de todos los niños sirios- han nacido desde que comenzó el conflicto hace cinco años, con su vida marcada por la violencia, el miedo y el desplazamiento, según un informe de UNICEF. Esta cifra incluye a más de 306.000 niños nacidos como refugiados desde el 2011.

El caso de los niños en Siria

En total, UNICEF estima que 8’4 millones de niños –más del 80% de la población infantil de Siria– se han visto afectados por el conflicto, incluyendo tanto a los que están dentro del país como a los que viven refugiados en países vecinos.

“En Siria, la violencia se ha convertido en algo habitual y ha llegado hasta los hogares, escuelas, hospitales, clínicas, parques, zonas de juego y lugares de culto”, dice Peter Salama, director regional de UNICEF para Oriente Medio y Norte de África. “Casi 7 millones de niños viven sumidos en la pobreza y una infancia caracterizada por la pérdida y privación.”

“No es lugar para niños”

Según el informe “No es lugar para niños”, UNICEF verificó cerca de 1.500 violaciones graves contra la infancia en 2015. Más del 60% de dichas violaciones fueron casos de muertes y mutilaciones debido al uso de armas explosivas en zonas pobladas. Más de un tercio de estas muertes ocurrieron cuando los niños estaban en las escuelas o de camino hacia estas.

En los países vecinos de Siria, el número de refugiados es casi 10 veces mayor al de 2012. La mitad de los refugiados son niños. Más de 15.000 niños separados o no acompañados han cruzado las fronteras del país en guerra.

Swisslatin / UN News (24.03.2016)


>