Print Friendly, PDF & Email
Educando contra la corrupción (foto WB)

Educando contra la corrupción (foto WB)

Programa del Banco Mundial promueve los valores éticos y en contra de la corrupción, entre los niños en edad escolar.

En el mundo del desarrollo, se ve a menudo a los niños como víctimas impotentes de la pobreza, del hambre y de la desigualdad social, pero las investigaciones sugieren que con frecuencia los jóvenes pueden ser fuerzas poderosas para producir cambios.

Un nuevo programa piloto supervisado por el asesor sobre gestión de gobierno del Banco Mundial que trabaja en América Latina y el Caribe y con el apoyo del Servicio de fomento del buen gobierno busca promover los valores sociales, específicamente los valores éticos y en contra de la corrupción, entre los niños en edad escolar.

Métodos didácticos

Se está desarrollando un currículo de estudios y una guía facilitadora interactivos, que incluyen una variedad de métodos didácticos (videos, juegos, canciones, herramientas de comunicación y conferencias) y de planes de lecciones sobre varios asuntos, tales como reglas, respeto, obligaciones morales y métodos de  disuasión para comportamientos ilícitos como la corrupción.

Este manual, junto con talleres para profesores, será implementado en escuelas piloto en América Latina para evaluar si alentar a los niños a pensar y actuar contra la corrupción también tendrá un efecto positivo sobre los comportamientos de los padres y de los hogares, esperando crear un efecto dominó que pueda reducir la corrupción en las generaciones futuras y tal vez incluso en la presente generación.

En todo el mundo

Este tipo de enfoques intergeneracionales sobre la lucha contra la corrupción —a menudo bajo el marco de programas de educación cívica y moral— ya han comenzado a ganar impulso en todo el mundo. En Mumbai (India), por ejemplo, algunas escuelas están organizando “clubes de integridad” para enseñar valores morales e incentivar a los niños a que denuncien y prevengan la corrupción.

En Camerún y España, sitios web y canales de redes sociales ofrecen un espacio para que los menores participen en juegos y actividades creativas, que se centran en destapar y combatir la corrupción.

En México, se han establecido programas para instruir a los niños sobre conceptos relativos a la responsabilidad cívica y los valores del buen gobierno; sin embargo, estas iniciativas han tendido a enfocarse más en las opiniones que tienen los menores acerca de la corrupción que en promover los valores y las acciones que se necesitan para detener este  problema.

En China, la Comisión Independiente Contra la Corrupción ha diseñado y ahora distribuye historietas con un mensaje en contra de la corrupción entre estudiantes de jardines infantiles y de la escuela primaria.

¿Por qué centrarse en los niños?

La juventud experimenta un importante desarrollo cognitivo entre los 10 y los 12 años, ya que esta es la edad en que se desarrolla completamente el respeto por las reglas y el concepto de “justicia”. Es también durante este periodo cuando los niños comienzan a experimentar emociones intensas, tales como vergüenza, orgullo, culpabilidad y remordimiento, que influyen en su manera de pensar y actuar.

Además, la juventud constituye el 40 % de la población del mundo y representa un porcentaje incluso mayor en la mayoría de los países en desarrollo. Ellos pueden ser un símbolo de esperanza de un mundo mejor y menos corrupto, como una fuerza a menudo sin aprovechar (pero poderosa) del cambio. Al desarrollar y cultivar una conciencia y una postura negativa hacia la corrupción en una edad temprana, se afecta de manera positiva a las generaciones futuras construyendo una sociedad que valore la integridad y que identifique claramente a la corrupción como un comportamiento peligroso.

Swisslatin / WB/ Ledda Macera  (28.10.2014)