>
>
Guy Ryder director de la OIT (Foto ILO)

Guy Ryder director de la OIT (Foto ILO)

La migración es el tema central de la 103a Conferencia Internacional del Trabajo, iniciada este lunes en Ginebra.

Un llamado a favor de políticas justas en materia de migración y de medidas más fuertes contra el trabajo forzoso hizo el Director General de la OIT, Guy Ryder, durante la sesión de apertura de la 103a Conferencia Internacional del Trabajo.

La migración es el tema central de la reunión, un tema que plantea grandes desafíos políticos en todo el mundo y está asociado con demasiada frecuencia al abuso de trabajadores vulnerables, destacó Ryder ante los delegados de los trabajadores, empleadores y gobiernos que participan en la conferencia.

El informe del Director General a la Conferencia este año, Migración equitativa: un programa para la OIT, será discutido en las sesiones plenarias la próxima semana.

Exodo en búsqueda de empleo

Con alrededor de 232 millones de trabajadores migrantes en el mundo, el informe señala que cada vez más personas están cruzando las fronteras en búsqueda de empleo. Presenta recomendaciones políticas para responder a la globalización, los cambios demográficos, los conflictos, las desigualdades de los ingresos y el cambio climático.

“La migración es un fenómeno de grandes dimensiones que está aumentando. Sus modelos son cada vez más complejos y su naturaleza está evolucionado. Todos coincidimos en que tiene el potencial para hacer un aporte considerable al crecimiento y el desarrollo”, dijo Ryder.

Pero “lamentablemente, sigue estando asociada en demasiados casos con el trato inaceptable y el abuso de algunas personas, mujeres y hombres entre los más vulnerables en nuestros mercados de trabajo”.

Mensaje del Papa

Por su parte, el Papa Francisco, en su mensaje a la Conferencia declaro que “el elevado número de mujeres y hombres obligados a buscar trabajo lejos de sus países es motivo de preocupación. A pesar de sus esperanzas de un futuro mejor, con frecuencia encuentran recelo y exclusión, sin mencionar las tragedias y los desastres que enfrentan”, subrayó.

Cabe señalar que la OIT ejerce este año la presidencia del Grupo Mundial sobre Migración de las Naciones Unidas.

Trabajo forzoso

Otro tema de la Conferencia es el del trabajo forzoso. El director de la OIT instó a emprender una acción más determinada para poner fin a esta práctica que aún perdura en muchos países del mundo.

“En la actualidad, 21 millones de personas son víctimas del trabajo forzoso en el mundo. Si estudiamos detenidamente esta realidad perturbadora debemos concluir que no se trata sólo de residuo de una época pasada. El trabajo forzoso está mutando, se reproduce a sí mismo en las formas más virulentas”, advirtió Ryder.

El trabajo forzoso es un “gran negocio”, agregó. “Nuestras estimaciones más recientes muestran que equivale a 150.000 millones de dólares en ganancias anuales”.

La Conferencia, que se extenderá hasta el próximo 12 de junio, discutirá el fortalecimiento de la acción para poner fin al trabajo forzoso y complementar el Convenio sobre el trabajo forzoso de la OIT (núm. 29), con una consideración especial hacia la prevención y la protección e indemnización de las víctimas.

Swisslatin / ILO News (02.06.2014)


>