>
>
Principales víctimas de la violencia (Foto UN)

Principales víctimas de la violencia (Foto UN)

El mandato de la ONU de conceder protección a la población civil sigue sin respetado por los beligerantes de todos los bandos.

La secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Humanitarios, Kyung-wha Kang lamentó que 15 años después de que el órgano de seguridad de Naciones Unidas haya hecho de la protección de la población una prioridad de su mandato, esa tarea sea cada vez más onerosa y las atrocidades sigan siendo sistemáticas.

En la mayor parte de los conflictos, las mujeres y las niñas sufren desproporcionadamente el lastre de la violencia sexual y la brutalidad de esos actos se ha convertido en una constante que solo desaparecerá cuando se alcance la igualdad de género en todos los terrenos.

El tema fue abordado durante un debate del Consejo de Seguridad sobre la protección de civiles en los conflictos armados y es analizado periódicamente por el Consejo de los Derechos Humanos y otras instancias internacionales, como el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICIR).

Desigualdad de género

Kyung-wha Kang sostuvo que las crisis exacerban las desigualdades de género.

“Aunque las comunidades enteras sufren el impacto de los conflictos armados, las mujeres y las niñas son a menudo las primeras en perder sus derechos a la educación, a la participación política y a sus medios de vida, entre otras garantías violadas claramente”, dijo.

Dinámicas sociales

Kang afirmó que para combatir este tipo de violencia hace falta entender las dinámicas sociales, económicas y de poder que afectan a la mujer.

Además, enfatizó que se debe expandir la representación y participación de las mujeres en el liderazgo político, las fuerzas de seguridad y los mecanismos de rendición de cuenta de los países.

Causas de embarazos indeseados

Por otro lado, un estudio realizado en seis países de América Latina por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la organización Plan Internacional, señala una tercera parte de los embarazos corresponde a menores de 18 años, y casi un 20% de ellos a niñas menores de 15 años.

Este tipo de embarazo suele ser producto de violencia sexual, dado que las jóvenes están expuestas a condiciones de alta vulnerabilidad, especialmente en países que enfrentan conflictos armados y con bajas expectativas sociales.

Swisslatin / UN News (03.02.2015)


>