Print Friendly, PDF & Email
Apoyo psicológico para víctimas de guerras (CRE)

Apoyo para víctimas de guerras (CRE)

Unos 80 millones de personas sufren psicológicamente por los desastres naturales o conflictos armados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) lanzaron una guía para que trabajadores de la salud no especializados para atender personas afectadas por emergencias humanitarias.

Entre 5% y 10% de estas personas sufrirán una enfermedad mental, como la depresión, provocada ya sea por los conflictos armados o los desastres naturales, en todo el mundo. Actualmente unos 80 millones de personas están afectadas por emergencias humanitarias.

Herramienta para profesionales sanitarios

Las personas con desórdenes mentales no suelen tener acceso a especialistas experimentados en evaluar y tratar sus condiciones. Por eso, la OMS y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) han creado una guía para que trabajadores de la salud no especializados puedan atender a estos pacientes.

La OMS precisó que esta nueva guía pretende ser una herramienta útil para los profesionales sanitarios para tratar problemas mentales, neurológicos y de consumo de drogas. Por ejemplo, incluye recomendaciones para abordar problemas de estrés agudo, dolor por pérdida de un ser querido, epilepsia o el abuso del alcohol u otras drogas.

Población vulnerable

La OMS advirtió que las emergencias humanitarias pueden desatar muchos de estos problemas, hasta el punto en que la persona deja de ser funcional. Las personas con condiciones preexistentes, como la psicosis o la epilepsia, son incluso más vulnerables.

Tras un desastre natural, como por ejemplo el reciente terremoto en Nepal, las víctimas son desplazadas, las instalaciones han sufrido daños y los medicamentos son limitados.

A menudo, el personal sanitario es escaso y está bajo una gran presión para atender al máximo número de personas en el menor tiempo posible. En este contexto, la nueva guía brindará la oportunidad de abordar estas necesidades.

Primeros ensayos en Siria

La guía será utilizada en primer lugar, en Siria, donde el conflicto de cuatro años ha desplazado a más de 7,6 millones de personas dentro del país y ha obligado a unos 4 millones a buscar refugio en otros países.

La OMS empezó a preparar a trabajadores de la salud no especializados en Siria en 2012. Desde entonces, más de 500 han sido capacitados. Se espera que la nueva guía ayude a acelerar y ampliar el acceso a la salud mental en Siria y otros lugares golpeados por emergencias humanitarias.

Swisslatin (06.05.2015)