>
>
Aprender en la lengua materna (WB)

Aprender en la lengua materna (WB)

“Si no entiendes, ¿cómo puedes aprender?”, informe publicado para promover el uso de la lengua materna.

El 40% de la población mundial no tiene acceso a la educación en una lengua que los educandos entiendan, según un nuevo estudio del Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO.

Además, afirma que la enseñanza impartida en una lengua distinta de la materna puede tener un efecto negativo en el aprendizaje de los niños, especialmente de aquellos que viven en situación de pobreza.

El documento aboga por el principio básico de que los niños aprendan en un idioma que sepan hablar: “teniendo en cuenta las prioridades de la nueva agenda mundial de la educación, que son la calidad, la equidad y el aprendizaje permanente para todos, resulta esencial alentar el pleno respeto hacia el uso de la lengua materna en la enseñanza y el aprendizaje.

Por su parte la directora del organismo encargado de la Eduación y la Cultura de la ONU llama a promover la diversidad lingüística a través de la aplicación de políticas lingüísticas inclusivas en los sistemas educativos.

Aporte a la tolerancia, la cohesión social

“Esto no solo ayudará a mejorar los resultados del aprendizaje, sino que contribuirá también a la tolerancia, la cohesión social y, en definitiva, la paz”, subraya en el prólogo del informe.

En los países que han invertido en programas bilingües se observan mejoras en los resultados del aprendizaje constata el documento.

En el caso de los países Latinoamericanos, en Guatemala por ejemplo, los índices de repetición y de abandono escolar son inferiores entre los alumnos de escuelas bilingües, que, además, obtienen mejores calificaciones en todas las asignaturas.

En Honduras, en 2011, el 94% de los alumnos de sexto de primaria que hablaban en sus hogares el idioma de enseñanza habían adquirido las competencias básicas de lectura, frente al 62% de los hablantes de otra lengua.

Según este estudio, en sociedades multiétnicas la imposición de una lengua dominante a través de la escuela —si bien se decide a veces por necesidad— ha sido con frecuencia un motivo de reivindicaciones y conflictos relacionados con problemas más generales de desigualdad social y cultural.

“La política educativa debe velar por que todos los educandos, incluidos los hablantes de lenguas minoritarias, accedan a la educación en un idioma que conozcan”, señala Aaron Benavot, Director del Informe.

Recomendaciones básicas

El documento plantea unas recomendaciones básicas para lograr que los niños reciban enseñanza en un idioma que entiendan:

Se requieren al menos seis años de enseñanza en la lengua materna para consolidar los beneficios de la enseñanza en la lengua materna en los primeros años.

Las políticas educativas deberían reconocer la importancia del aprendizaje en la lengua materna. Según un estudio de los planes educativos de 40 países, menos de la mitad de ellos reconocen la importancia de impartir la enseñanza en el idioma materno de los niños, especialmente en los primeros años de la escuela.

Se debe capacitar a los docentes para que enseñen en dos idiomas y entiendan las necesidades de los alumnos que están aprendiendo en un segundo idioma. Los maestros raras veces están preparados para la realidad de las clases bilingües (uso de materiales pedagógicos inclusivos, modos de evaluación adecuados, etc.).

Swisslatin (27.02.2016)


>