Print Friendly, PDF & Email
El suicidio se puede prevenir  (foto WB)

El suicidio se puede prevenir (foto WB)

Por otro lado, la tuberculosis es la segunda gran enfermedad causante de muertes en el mundo después del VIH-SIDA.

Un informe publicado esta semana por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), señala que unas 65.000 personas se quitan la vida anualmente en el continente Americano, lo que equivale a siete suicidios por hora.

El estudio se basa en los datos de 48 países y territorios de la región, y muestra que el suicidio es un problema de salud relevante y una de las principales causas de muerte prevenible.

La directora de la OPS, Carissa Etienne, señaló que reducir el acceso a los medios más comunes, como armas, pesticidas y ciertos medicamentos, ayuda a reducir la cantidad de suicidios.

Tercera causa de muerte entre los jóvenes

Pese a que América tiene una tasa de 7,3 por cada 100.000 habitantes, por debajo del promedio mundial de 11,4 por 100.000, el suicidio constituye la tercera causa de muerte entre los jóvenes de 10 a 25 años en la región.

El informe también revela que los adultos mayores de 70 años son más proclives a suicidarse y que los hombres tienen cuatro veces más probabilidades de morir por esa causa aunque las mujeres realizan más intentos.

Cuba con las tasas más alta

El documento indicó que en 2009, los países con las tasas de suicidio más altas fueron Cuba, Guyana y Surinam, mientras que Haití, Bolivia y Jamaica registraron la menor cantidad.

La OPS advirtió que es probable que las cifras estén por debajo de la realidad puesto que por factores culturales, religiosos e incluso legales muchos países no registran todos los suicidios que ocurren.

La tuberculosis sigue matando gente el mundo

Por otro lado, nueve millones de personas desarrollaron tuberculosis en 2013 y de ellas, 1,5 millones murieron, según reveló un nuevo informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las nuevas cifras añaden casi 500.000 casos a los datos obtenidos anteriormente y, aunque también muestran que la tasa de mortalidad ha descendido un 45% de 1990 a la fecha, colocan la epidemia en un nivel muy preocupante.

“La tuberculosis puede considerarse hoy como la segunda gran enfermedad causante de muertes en el mundo después del VIH-SIDA. De hecho, con esta revisión de la información, podemos decir que la tuberculosis causa actualmente casi el mismo número de muertes que el SIDA”, explicó Mario Raviglione, director del Programa Mundial de la OMS contra la Tuberculosis.

Una enfermedad curable

En este contexto, subrayó que la tuberculosis es un padecimiento infeccioso curable.
En los últimos 14 años se han salvado unos 37 millones de vidas gracias al diagnóstico y tratamiento efectivo de la tuberculosis y cerca de tres millones de los nueve millones de infectados no han sido diagnosticados o no reciben tratamiento debido a falencias en los sistemas de salud.

La OMS indicó que los programas contra la tuberculosis operan con un déficit de 2.000 millones de dólares, de los 8.000 millones que se precisan para combatir la epidemia.

Swisslatin (23.10.2014)