Print Friendly, PDF & Email
Ban en el memorial de la paz en Hiroshima (UN)

Ban en el memorial de la paz en Hiroshima (UN)

El tema de la eliminación de las armas nucleares volvió a estar presente tras el recuerdo de los 70 años de la tragedia.

La comunidad internacional rindió homenaje el pasado 6 de agosto a las miles de víctimas de las bombas atómicas que cayeron en Hiroshima y Nagasaki hace 70 años, con un llamado a que nunca más se repita este tipo de tragedia.

El Secretario General de la ONU Ban Ki-moon recordó que las diferentes agencias del sistema de las Naciones Unidas continúan prestando ayuda a los sobrevivientes y señaló que esta efeméride debe servir de recordatorio para todos de la necesidad urgente de eliminar las armas nucleares para siempre.

No más Hiroshimas, no más Nagasakis

“Me hago eco de su llamamiento: no más Hiroshimas, no más Nagasakis”, señaló Ban en su mensaje, que fue leído por el Alto Representante para Asuntos de Desarme en funciones, Kim Won-soo, durante una solemne ceremonia en la ciudad japonesa de Hiroshima.

El titular de la ONU recordó además que este año se cumple también el 70 aniversario de las Naciones Unidas y que la primera resolución que adoptó la Asamblea General reflejaba la preocupación mundial por el uso de armas atómicas.

“A la vez que mantienen vivo el recuerdo de aquellos bombardeos, así debe hacerlo también la comunidad internacional hasta que tengamos seguro que se eliminan las armas nucleares”, subrayó el Secretario General de la ONU.

Atención a los miles de supervivientes

Por su parte la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) recordó que a pesar del tiempo transcurrido, los hospitales japoneses continúan atendiendo a miles de supervivientes por los problemas de salud que padecen y casi dos tercios de las muertes que se registran entre ese colectivo se deben al cáncer.

Se calcula que muchos miles de personas de entre los casi 200.000 sobrevivientes de aquellos ataques en Hiroshima y Nagasaki seguirán necesitando cuidados médicos a causa de enfermedades relacionadas con la radiación, al tiempo que muchos continúan padeciendo a nivel psicológico el efecto de aquellos bombardeos.

Sigue la ayuda en Japón

La Cruz Roja japonesa ha gestionado desde 1956 hospitales para atender a sobrevivientes de la bomba atómica en Hiroshima y desde 1969 en Nagasaki. En conjunto han atendido a más de 23,5 millones de personas en consultas y han atendido a más de 2,6 millones de pacientes ingresados.

El pasado año esos centros prestaron atención médica a 4.657 sobrevivientes de Hiroshima y a 6.030 de Nagasaki.

Swisslatin / UN News (07.08.2015)