Print Friendly, PDF & Email
Damnificados Huracan Sandy

(foto Agencias)

El paso del huracán Sandy por el Caribe, en particular por Cuba no fue tan mediatizado como sucedió en Estados Unidos, a pesar de las víctimas y la destrucción de infraestructuras importantes,  como igualmente lo ha sido la ayuda de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) que asignó 5 millones de dólares a Cuba y 4 millones a Haití.

La asignación a Cuba es adicional a los 100.000 dólares de emergencia que ya OCHA había adelantado a la isla caribeña procedentes del Fondo Central de Emergencia (CERF), para ayudar a mitigar los daños causados por el huracán.

La ayuda se materializa

La tormenta causó graves daños a las provincias cubanas de Santiago de Cuba, Holguín y Guantánamo, donde se estima que unas 226,000 viviendas han sido dañadas o destruidas, y que tres millones de personas han sido afectadas por esos destrozos.

El primer vuelo con ayuda humanitaria de la ONU para la población de Santiago de Cuba aterrizó el jueves en esa ciudad, con 40 toneladas de suministros de primera necesidad para ayudar a los damnificados por el Huracán Sandy.

La ayuda incluye kits de higiene y de cocina, útiles escolares, lonas impermeables para sustituir temporalmente techos derrumbados, tanques para depósito de agua y pastillas potabilizadoras.

Ayuda chileno-colombiana

La coordinadora residente del sistema de Naciones Unidas en Cuba, Barbara Pesce Monteiro, viajó a Santiago para recibir el vuelo, proveniente de Panamá.

“He venido personalmente para traer un mensaje de solidaridad que el Secretario General transmitió el otro día, pero ahora queremos hacerlo personalmente a los ciudadanos y dar una primera vuelta”, dijo.

Pesce Monteiro señaló que los gobiernos de Chile y Colombia se asociaron al aporte de la ONU y están contribuyendo en este envío con kits de cocina y lonas impermeables.

El PAM distribuye víveres

Asimismo, informó que el Programa Mundial de Alimentos (PMA) ha movilizado con recursos propios un primer cargamento de asistencia humanitaria de 793 toneladas de víveres para el municipio Santiago de Cuba, que llegarán en los próximos días.

La funcionaria de la ONU sostuvo que en coordinación con el gobierno cubano y teniendo en cuenta las áreas afectadas, se priorizará la ayuda inicial a la ciudad de Santiago, debido a la complejidad de la situación que se vive en ése, el segundo asentamiento urbano del país, que fue una de las áreas más dañadas por el huracán.

Swisslatin / UN News (09.11.2012)