Print Friendly, PDF & Email
Indígenas de Guatemala Foto  UN/ J. Isaac

Indígenas de Guatemala Foto UN/ J. Isaac

Naciones Unidas insta a resolver los conflictos por tenencias de la tierra de manera pacífica y dentro de la ley.

En la medida que resurgen los conflictos por la tenencia de la tierra entre los gobiernos y los pueblos indígenas de América Latina, los organismos de la ONU intensifican los llamados a resolver esos litigios de forma pacífica y de acuerdo a los instrumentos de Derecho Internacional.

Tras los conflictos recientes de Canada, Colombia y Chile, la ONU ha expresado su preocupación por la violencia registrada en el territorio indígena de Salitre en el pacífico país de Costa Rica, enfrentamientos por que el pasado 6 de enero, han dejado varios heridos por una aparente disputa de tierras.

Llamado a impartir justicia

Tras condenar la violencia, la ONU y la Defensoría del pueblo de Costa Rica, confían en que las autoridades costarricenses aclaren lo ocurrido e impartan justicia según las leyes del país.

Además, abogaron por que se tomen todas las medidas necesarias para proteger la vida e integridad física de todas las personas involucradas en el conflicto.

Respetar los convenios internacionales

La ONU instó a resolver todos los conflictos relacionados con la tenencia de tierras en territorios indígenas de manera pacífica y dentro del marco de la ley.

En este contexto, también pidió velar por el derecho de las comunidades indígenas a su territorio, siguiendo la legislación nacional y los instrumentos de derecho internacionales ratificados por el Estado costarricense.

En Guatemala

Por otro lado, un grupo de expertos independientes de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas se reunieron con el presidente de Guatemala, Otto Pérez, para debatir la agenda de un encuentro internacional sobre esa cuestión que se celebrará en 2014.

Los expertos manifestaron su enorme preocupación por la violación de los derechos humanos de las comunidades indígenas en Guatemala por parte de las instituciones de ese país.

Declaración de la ONU no fue respetada

Los expertos han lamentado en particular, que la Ley sobre Desarrollo Rural e Integral, pendiente de aprobación, y la Ley de Telecomunicaciones, ya aprobada, no hayan tenido en cuenta la Declaración de la ONU sobre de los Derechos de los Pueblos Indígenas.

El presidente de Guatemala reconoció que deben hacerse avances para asegurar los derechos de esos pueblos a la educación, salud y a la justicia, así como garantizar que puedan participar en todos los sectores de la sociedad.

Negociaciones en Canadá

Cabe recordar que el pasado martes, el relator especial de la ONU sobre los derechos de los pueblos indígenas urgió al gobierno de Canadá y a los líderes aborígenes a emprender un diálogo sustancioso a la luz de la huelga de hambre de la jefa tribal del Primer Pueblo Attawapiskat, Theresa Spence.

La huelga de hambre de la jefa Spence –iniciada el 11 de diciembre– se inscribe en ese movimiento, llamado “No más aislamiento”.

Entre otras cuestiones, el movimiento protesta contra una legislación federal y varias decisiones ejecutivas recientes que afectan a los pueblos aborígenes.

James Anaya expresó beneplácito por las informaciones de que el primer ministro Steven Harper acordó reunirse con los jefes de los Primeros Pueblos el 11 de enero para discutir asuntos relacionados con los derechos de los aborígenes y el desarrollo económico.

Swisslatin (10.01.2012)