Print Friendly, PDF & Email

Ceremonia de graduación del curso de capacitación organizado por la OIT en Brasil destinado a lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI). (foto OIT news)

Curso de capacitación organizado por la OIT en Brasil es un proyecto piloto de referencia destinado a promover una estrategia más amplia que permita fomentar el empleo decente y productivo para grupos vulnerables.

“Ventanas y puertas que se abren y se cierran, cortinas que se abren en el interior…” – Daniela Delli evoca versos de Martha Medeiros, conocida autora brasileña, en la ceremonia de graduación de la segunda edición de un curso de capacitación organizado por la OIT en la ciudad más poblada de Brasil destinado a lesbianas, homosexuales, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI).

“Este poema narra la vida de muchos transexuales, entre otras personas LGBTI, que padecen fobia y discriminación a nivel social y familiar”, señala la Sra. Delli. Ella fue expulsada de su hogar a la edad de 17 años debido a su identidad de género. Hoy trabaja como coordinadora de Casa 1, un espacio cultural y hospitalario destinado a personas LGBTI en São Paulo.

La Sra. Delli es una de las 16 mujeres travestidas y transexuales que participaron en la segunda edición del curso de asistente de cocina organizado en abril de 2018 en el marco del proyecto “Empleabilidad de personas transexuales: cocina y voz”. La iniciativa conjunta del Ministerio Público del Trabajo de Brasil y la OIT promueve la inclusión de personas LGBTI en el mercado laboral formal.

El curso incluyó varias clases relativas a nueve disciplinas destinadas a proporcionar competencias básicas para trabajar en la cocina de un restaurante, incluidas técnicas de aderezo de ensaladas, preparación de pescado, carne y verduras, manipulación de residuos y almacenamiento de alimentos. Con objeto de fomentar las competencias de comunicación personal de los alumnos, así como su confianza en sí mismos, se organizó un taller sobre poesía con la actriz y periodista Elisa Lucinda y su pareja, la actriz y directora Geovana Pires.

“La poesía ha ayudado mucho a personas que a menudo tienen dificultades para hablar, comunicarse y expresarse”, afirma Thais Faria, coordinadora del proyecto de la OIT.

La argentina Paola Carosella, coordinadora de la iniciativa conjunta y muy conocida en Brasil por sus magníficas competencias de chef, fue la encargada de elaborar el plan de estudios del curso de capacitación. En colaboración con su pareja, el empresario Benny Goldenberg, la Sra. Carosella ha establecido asimismo una red de empresas para ofrecer empleo a los participantes y poner en marcha campañas frente a los prejuicios sobre las personas transexuales.

Yasmin Bispo participó en 2017 en la primera edición del curso de asistente de cocina. Este año ha tomado parte por segunda vez en el equipo de “Cocina y Voz” para escoger a los estudiantes de la segunda edición y prestarles apoyo. “Era necesario contar con una persona transexual en el equipo para fomentar el diálogo con las mujeres participantes. Ha sido una experiencia muy útil para mí”, afirma.

“[El curso] me ha brindado una nueva perspectiva en mi vida, y me hizo sentir que soy capaz de hacer muchas cosas”. Me ayudó a fomentar mi estima propia y mi dignidad… porque la sociedad nos priva del derecho de ser como somos y prefiere olvidar que existimos.”

Vanessa Holanda fue compañera de Yasmin en la primera edición del curso de capacitación: “Antes no tenía muchas posibilidades de encontrar un trabajo formal.” Tras graduarse en el curso de la OIT, Vanessa encontró trabajo en Sodexo, una empresa internacional que gestiona varios restaurantes en Brasil. “La respuesta de la compañía fue muy favorable y actualmente me siento muy acogida en mi nuevo entorno de trabajo.”

Andreia Dutra, presidenta de Sodexo Brasil, considera que la contratación de Vanessa pone de manifiesto un cambio tendente a lograr una mayor diversidad en la cultura empresarial de su compañía. Y afirma: “A mi parecer, esta edición [del curso] nos permitirá alentar a otras empresas a adherirse al proyecto para promover la empleabilidad de una parte de la población con mucho talento y que sigue siendo objeto de exclusión.”

Mayor repercusión

El proyecto “Cocina y Voz” impartió formación a su primer grupo de alumnos a finales de 2017, y ayudó a alrededor del 70% de los participantes a obtener empleo a través de una red de empresas asociadas.

“En agosto comenzarán simultáneamente las clases de los grupos tercero y cuarto en São Paulo, por lo que en septiembre deberíamos tener alrededor de 40 nuevos graduados”, afirma Thais Faria. “Nuestra asociación con el Foro Nacional de Empresas y Derechos LGBTI comprende actualmente más de 40 empresas multinacionales y nacionales”.

La chef Paola Carosella opina que el proyecto “Cocina y Voz” cuenta con un enorme potencial de expansión para dirigirse a varios grupos de personas por vías de índole diversa, a fin de ayudarles a acceder al mercado laboral. “Este proyecto necesita desarrollarse y continuar”, afirma.

El citado proyecto forma parte de un programa de empleabilidad a nivel nacional dirigido a personas LGBTI, y se prevé que amplíe su alcance geográfico a otros estados brasileños, en particular Bahía, Río de Janeiro, Goiás y Pará. También podría destinarse a otros grupos, por ejemplo, jóvenes de raza negra en situación desfavorecida.

Habida cuenta de ello, la iniciativa podría formar parte de una estrategia más amplia encaminada a facilitar a todos los grupos vulnerables acceso a un empleo decente y productivo.

“Pese a los avances logrados, aún queda mucho por hacer para lograr una mayor inclusión de las personas LGBTI y sus familias en el plano laboral”. De conformidad con los principios de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenibl de las Naciones Unidas, ningún trabajador debería quedarse atrás”, señala Martin Hahn, Director de la Oficina Nacional de la OIT para Brasil.

Swisslatin / OIT news (21.08.2018)