Print Friendly, PDF & Email
Un barco mercante en faenas (foto WB)

Un barco mercante en faenas (foto WB)

En el marco de la aplicación del Convenio sobre reconocimiento de los documentos de identidad para los marinos mercantes.

Una reunión tripartita internacional de expertos marítimos y expertos en visados analizaron en la sede de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la aplicación del Convenio sobre los documentos de identidad de la gente de mar,  (DIM) que rige desde 2003.

Los documentos de identidad de la gente de mar o “DIM”, que contienen datos biométricos, son aceptados desde hace décadas, prueba del reconocimiento histórico del carácter internacional de la industria del transporte marítimo.

Los marinos de todas partes del mundo a menudo deben transitar por otros países para embarcar o desembarcar y, durante un viaje, pueden tener que bajar a tierra para acudir a los servicios sociales o médicos, o para ponerse en contacto con sus familias.

La mayoría de los países marítimos reconocen que para que el transporte marítimo internacional funcione es esencial que la gente de mar pueda viajar de un país a otro con rapidez.

Problemas de seguridad

Sin embargo, los problemas de seguridad que surgieron en 2000 han modificado la situación. En 2003, los representantes de los gobiernos y las organizaciones de armadores y de la gente de mar adoptaron en la OIT el Convenio núm. 185 con el fin de tomar en cuenta los problemas relativos a la seguridad de las fronteras después de los acontecimientos de 2001.

La reunión tripartita de Ginebra convino en la necesidad de mejorar otras medidas de protección de la seguridad del DIM, en especial, gracias a un método innovador que permita asegurar una comunicación rápida entre los países para verificar la validez de los documentos de identidad.

“Desde hace tiempo, se reconoce la necesidad de dar un trato especial a la admisión de la gente de mar en países extranjeros, pero, ¿cómo pueden las autoridades fronterizas de un país estar seguras de que la persona que solicita entrada es realmente un marino? preguntó Cleopatra Doumbia-Henry, Directora del Departamento de Normas Internacionales del Trabajo de la OIT.

Un documento eficaz pero costoso

Para Doumbia-Henry el Convenio núm. 185 ofrece una respuesta eficaz no sólo porque los documentos de identidad de la gente de mar están provistos de datos biométricos y de otras características de seguridad, sino también porque cuenta con otros elementos que garantizan que los documentos de identidad son expedidos de forma segura, lo que facilita la verificación de la autenticidad de los documentos emitidos y protege los derechos de la gente de mar.

Pero las medidas del Convenio no son fáciles de llevar a la práctica y pueden resultar costosas para los países con recursos limitados. Además, el número de países que han ratificado el Convenio hasta la fecha (29) no es suficiente para que la aplicación general de este sistema seguro de identificación de la gente de mar funcione correctamente.

Llamado a más cooperación internacional

Los expertos de la OIT abogaron por más cooperación internacional, para simplificar y reducir el costo del sistema de identificación de la gente de mar previsto en el Convenio, o al menos de repartir equitativamente la inversión que requiere.

También pidieron establecer un sistema de identificación, que incluya los avances tecnológicos en biometría, en el que participen todos los países con intereses marítimos, incluidos aquellos que aún no han ratificado el Convenio.

Swisslatin / ILONews (4.02.2015)