Print Friendly, PDF & Email

Manifestantes en Managua participan en una marcha para pedir el fin de la violencia en Nicaragua (foto ONU news)

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua envió una carta dando por “concluida” la invitación que fue extendida para dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento.

La Oficina Regional para América Central del Alto Comisionado de ONU para los Derechos Humanos informó este viernes en un comunicado que el Gobierno nicaragüense dio por concluida la invitación de la misión que se encontraba en ese país para dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento, compuesta por representantes del Diálogo Nacional.

La misión había llegado al país el 24 de junio de 2018 y ha comunicado la salida del equipo presente en el país para el 1 de septiembre. La carta enviada por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua da por finalizada la misión a partir del 30 de agosto.

“La comunicación señala que dicha invitación fue extendida con el propósito de dar acompañamiento a la Comisión de Verificación y Seguimiento, y que al haber cesado las razones, causas y condiciones que dieron origen a dicha invitación, se da por concluida”, aseguró Guillermo Fernández, el coordinador de la misión, durante una rueda de prensa en Managua.

El miércoles 29 de agosto la oficina publicó un informe en el que denunció que la represión y las represalias continúan en el país, al punto que las personas que participaron en las protestas que comenzaron en abril, o tienen opiniones disidentes “han sido forzadas a esconderse o salir del territorio”, y subraya que las autoridades nicaragüenses no desmienten la existencia de los elementos armados, pero sí “aprueban sus acciones y les permiten operar con impunidad”.

El estudio indica además que desde el inicio de la crisis han fallecido 300 personas y 2000 fueron heridas y detalla varias violaciones como el uso desproporcionado de la fuerza por parte de la policía, que condujo a ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias y generalizadas, las torturas y los malos tratos, y las violaciones del derecho a la libertad de opinión, expresión y reunión pacífica.

“La presentación del informe lo planteamos no como una herramienta para contribuir a la polarización, pero como el acercamiento que tenía la Oficina basada en hechos y recomendaciones para superar la crisis. Lo central son las víctimas y sus derechos, nosotros queremos estar enfocados en eso, no queremos contribuir a una polarización que lo único que va a llevar es más violencia, queremos contribuir al tema de los estándares internacionales de derechos humanos,  y aunque estemos fuera vamos a continuar con ese trabajo”, aseguró Fernández.

La Oficina de la Alto Comisionado aseguró en el comunicado que proseguirá con su labor de monitorear e informar sobre la situación de derechos humanos en Nicaragua de forma remota, de conformidad con el mandato global conferido por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

“Nosotros tenemos visiones diferentes al Gobierno, es algo que está muy claro, pero lo importante es que nuestra labor se basa en verificar hechos y compararlos con las obligaciones internacionales del Estado”, agregó el coordinador.

Además, se continuará apoyando a las víctimas y sus familiares, así como a la sociedad civil y reiteró su disposición de brindar apoyo a las autoridades para que el Estado de Nicaragua pueda cumplir con sus obligaciones internacionales de derechos humanos.

La Oficina también continuará cooperando de cerca con otros organismos regionales de derechos humanos y con la comunidad internacional.

“Las recomendaciones contenidas en el informe publicado el 29 de agosto, representan una herramienta valiosa que se espera pueda ser aprovechada plenamente no solo para la superación de la crisis actual sino también para fortalecer las instituciones y el Estado de Derecho en el mediano plazo. Asimismo, estas recomendaciones buscan contribuir a la búsqueda de la verdad y la rendición de cuentas”, concluyó Fernandez.

Swisslatin / ONU news (31.08.2018)