Print Friendly, PDF & Email

Trabajadores de la construcción en una obra de Binh Thuan Vietnam. (foto: OIT/Nguyen Viet Thanh)

En el Día Mundial de la Justicia Social, el director de la Organización Internacional del Trabajo pidió a los gobiernos del mundo adoptar políticas que garanticen los derechos de los trabajadores migrantes.

“Otorgar un trato justo a los 150 millones de trabajadores migrantes en el mundo es en interés de todos, y exige que la migración laboral esté bien gestionada y sea efectiva”, declaró el director general de la OIT.

Con motivo del Día Mundial de la Justicia Social, que se conmemora hoy martes, Guy Ryder pidió en un comunicado a los Estados que adopten leyes para que la migración laboral sea justa y cuente con un enfoque integral que involucre a todas las estancias gubernamentales, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas.

“Los trabajadores migrantes, como todos los trabajadores, tienen derecho a un trato justo y equitativo, y esto es la clave para alcanzar el desarrollo sostenible”, dijo.

Según la OIT, actualmente la mayoría de la migración está vinculada, directa o indirectamente, a la búsqueda de oportunidades de trabajo digno. Sin embargo, muchos trabajadores terminan siendo explotados en empleos con baja remuneración y condiciones inseguras e insalubres. Además, para conseguir un empleo los migrantes frecuentemente se ven obligados a pagar comisiones de contratación y son más vulnerables al trabajo infantil y forzoso.

El Pacto Mundial de Migración, una oportunidad para los trabajadores

“Una migración laboral bien gestionada, justa y eficaz puede reportar beneficios y oportunidades a los trabajadores migrantes, sus familias y sus comunidades de acogida. Puede, asimismo, conciliar la oferta y la demanda de mano de obra, facilitar el perfeccionamiento de las competencias y propiciar su transferencia en todos los niveles, contribuir al mantenimiento de los sistemas de protección social, impulsar la innovación empresarial y enriquecer las comunidades cultural y socialmente” aseguró Ryder.

Guy Rider aseguró que está en las manos de los gobiernos convertir la migración laboral en un fenómeno beneficioso para todos a través de las negociaciones del Pacto Mundial Sobre Migración, que se realizan este año en miras a su firma en septiembre durante la Asamblea General.

“La manera en que nosotros, la comunidad internacional, demos forma a ese pacto y ayudemos a los Estados Miembros en su aplicación será decisiva para determinar la evolución futura de la migración laboral”, concluyó.

Swisslatin / ONU news (20.02.2018)