Print Friendly, PDF & Email
Desigualdad en acceso al agua Foto WB)

Desigualdad en el acceso al agua Foto WB)

Desde 1990 casi dos mil millones de personas han logrado acceder a mejores servicios sanitarios.

Un estudio conjunto publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF revela que desde 1990 casi dos mil millones de personas han logrado acceder a mejores servicios sanitarios, incluido alcantarillado, y dos mil trescientos millones a agua potable.

También se ha reducido la desigualdad entre las poblaciones urbanas y rurales en cuanto a esas ventajas.

Pero, el progreso en el saneamiento rural – donde ha ocurrido – ha beneficiado principalmente a las personas más ricas, lo que significa un aumento de las desigualdades “, explicó en Ginebra, la  Directora de la OMS para la Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud, Dra. María Neira.

Persisten grandes desigualdades geográficas, socioculturales y económicas, ya que la mayoría de quienes carecen de esa infraestructura son las poblaciones rurales pobres, además, sostiene el informe.

Principales conclusiones del informe

Estos organismos de la ONU subrayan que todavía hay muchas personas que carecen de un servicio mínimo de agua y saneamiento y que el desafío es ahora adoptar acciones concretas para acelerar que los grupos en desventaja acceden a ellos.

A finales de 2012 , el 89% de la población mundial utiliza fuentes mejoradas de agua potable, un aumento de 13 puntos porcentuales en 22 años o 2,3 mil millones de personas.

Dos tercios de ellos viven en Asia, y una cuarta parte en el África subsahariana. Hay 46 países en los que al menos la mitad de la población no utiliza servicios de saneamiento mejorados.

Defecación al aire libre

Aunque ha disminuido en todas las regiones, la defecación al aire libre es practicada por mil millones de personas , el 82% de los cuales viven en 10 países menos desarrollados. Según las estadísticas, nueve de cada 10 personas defecan “en vivo” en las áreas rurales.

La gente rica tiene mayor acceso a servicios de saneamiento que los pobres. En algunos países esta brecha se está acortando, sin embargo , en las zonas rurales de los países con baja cobertura los grupos marginados y excluidos siguen acceso a esos servicios básicos.

Siempre según esas estadísticas, 5.748 millones de personas – esencialmente en África subsahariana y el 47% en Asia, no utilizan fuentes de agua potable mejoradas y viven en zonas rurales.

Persisten desigualdades geográficas

En 1990 , el 95 % de las personas en las zonas urbanas podían beber agua mejorada, en comparación con el 62 % de las personas en las zonas rurales. En 2012 , el 96 % de las personas que viven en las ciudades tenían acceso a agua mejorada, mientras en las zonas rurales el porcentaje era solamente del 82%.

En conclusión, a pesar de estos avances, aún persisten desigualdades geográficas, socio-culturales y económicas importantes en el acceso a instalaciones mejoradas de agua potable y saneamiento en todo el mundo.

La gran mayoría de los que no tienen servicios de saneamiento mejorados son las personas más pobres que viven en zonas rurales.

Swisslatin (09.05.2014)