Print Friendly, PDF & Email
Expertas de la ONU en Ginebra (Foto UN/ Ferré)

Expertas de la ONU en Ginebra (Foto UN/ Ferré)

Regresión de los Derechos de la Mujer en España constata grupo de Expertos de la ONU sobre discriminación.

El grupo de expertos de las Naciones Unidas sobre la discriminación contra las mujeres alerta que los esfuerzos de España para integrar a las mujeres en la vida pública, política y económica y para erradicar la violencia doméstica se ven amenazados por las políticas adoptadas tras la crisis económica.

“España ha establecido una infraestructura legal e institucional innovadora para la igualdad de género. Antes de la crisis económica, este proceso había comenzado a aportar beneficios significativos para las mujeres”, dijo Frances Raday, que actualmente dirige el Grupo de Trabajo de la ONU sobre la discriminación contra las mujeres en la legislación y en la práctica.

Estancamiento o regresión

“Se cuestiona si este proceso está actualmente estancado o en un estado de regresión. Hay indicios de que el sistema no ha resistido las presiones y las políticas adoptadas,” subraya la experta luego de concluir la primera visita oficial del grupo de la ONU que analizó la situación de discriminación de las mujeres en España.

La delegación del Grupo de Trabajo, integrada por Frances Raday y Eleonora Zielinska, ha destacado que medidas esenciales para el empoderamiento socio-económico de las mujeres se han visto sido socavadas. Las mujeres constituyen alrededor del 70 por ciento de los trabajadores a tiempo parcial en España, y casi el 60 por ciento de ellas dicen que han sido incapaces de encontrar empleo a tiempo completo.

Actividades restringidas

“En muchas comunidades autónomas, instituciones y servicios esenciales para la conciliación de la vida personal y laboral han sido reducidas, lo que restringe las oportunidades de las mujeres y obliga a algunas a regresar a los papeles tradicionales en el hogar”, afirmó la Sra. Raday. “Por el contrario, algunas comunidades autónomas han mantenido la decisión política de mantener los servicios, a pesar de las dificultades presupuestarias severas”.

A pesar de los considerables esfuerzos desplegados en la ley, la política y la administración, la prevalencia de la violencia de género por una pareja o ex pareja en España sigue siendo alarmante, con casi 125.000 casos reportados el año pasado y una continuación de asesinatos trágicos de mujeres y niños por parte de los hombres violentos. En 2013, 54 mujeres fueron asesinadas, algunas a pesar de las reiteradas peticiones de la mujer para su protección y la retirada de los derechos de visita o custodia.

Medidas inadecuadas

“Se ha demostrado que la respuesta de los trabajadores sociales, la policía, los fiscales y los tribunales, y su sensibilización y capacitación en materia de género, no han siempre sido adecuadas”, afirmó Eleonora Zielinska. “La violencia de género está profundamente arraigada en la cultura machista y en las actitudes patriarcales, que se reproducen en los medios de comunicación e internet, y que influyen, en particular, en el comportamiento de los jóvenes.”

“Éstos no han sido correctamente diagnosticados y tratados”, subrayó la experta en derechos humanos. “En lugar de ello, el Gobierno ha eliminado la asignatura de ciudadanía obligatoria, que contenía la educación en la igualdad de género y la eliminación de la violencia contra las mujeres”.

Durante su visita de diez días, el Grupo de Trabajo se reunió con funcionarios del Gobierno, a nivel nacional y autonómico, representantes de organizaciones de la sociedad civil, así como expertos y académicos. Visitaron Madrid, Andalucía, el País Vasco y Navarra para recopilar información de primera mano sobre los temas relacionados con la discriminación contra las mujeres en diferentes contextos.

El grupo de trabajo presentará un informe completo con sus conclusiones y recomendaciones al Consejo de Derechos Humanos de la ONU en junio de 2015.

Swisslatin / UN News (22.12.2014)