Print Friendly, PDF & Email
Reserva Yasuní-ITT

Reserva Yasuní-ITT

Premio “Liderazgo visionario y triangular 2012” de la ONU para la Cooperación Sur-Sur.

La iniciativa ambientalista ecuatoriana Yasuní-ITT, fue distinguida por la oficina de Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur con el premio “Liderazgo visionario y triangular 2012” que busca dejar bajo tierra un enorme yacimiento petrolero en la selva del Amazonas.

El galardón fue  conferido al gobierno de Ecuador por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), tras ser considerada como una de las iniciativas estatales más audaz del año 2012 y un ejemplo de sustentabilidad.

El mejor proyecto de desarrollo Sur-Sur

El premio reconoce la iniciativa ecuatoriana como “el mejor proyecto de sustentabilidad” presentado del año 2012, el cual participó en el concurso de la V Expo de Naciones Unidas sobre desarrollo Sur-Sur, efectuada en Viena entre el 19 y el 23 de noviembre pasado.

La iniciativa ecuatoriana  Yasuní-IIT busca convertir al país en una potencia “no de explotación, sino de equidad” para alcanzar “un futuro rico y sustentable”.

Un planeta prestado

“Este planeta es prestado y debemos conservarlo para entregarlo en las mismas condiciones en las que lo recibimos”, han señalado las autoridades ecuatorianas, que se aprestan a recibir al científico británico Stephen Hawking, que visitará el ya famoso parque nacional Yasuní.

Numerosos reconocimientos

El proyecto ecologista ecuatoriano ha recibido numerosos reconocimientos, como el “León de Oro” de Cannes 2012, el Sol de Iberoamérica y del Congreso Mundial de la Cumbre de Desarrollo Sostenible de Río+20.

También ha sido galardonado por la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los parlamentos de Alemania y Bélgica, entre otros.

El sacrificio petrolero

Ecuador estima que explotar los 846 millones de barriles de crudo en los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini (ITT), ubicados en el parque nacional Yasuní, le supondría ingresos por unos 14.000 millones de dólares, a los cuales renuncia para salvaguardar la ecología del lugar.

El proyecto busca dejar bajo tierra ese crudo, que representa el 20 por ciento de las reservas petroleras de Ecuador, a cambio de que la comunidad internacional contribuya con, al menos, 3.600 millones de dólares.

Un proyecto pionero para combatir el cambio climático

Con esta iniciativa se evitaría la emisión a la atmósfera de 407 millones de toneladas de carbono, según el Gobierno, que califica a su proyecto como “pionero” y “líder” en alternativas para combatir el cambio climático.

El bloque petrolero ITT se sitúa en un extremo del parque nacional Yasuní, en la selva amazónica ecuatoriana, y es considerado como uno de los sitios de más alta concentración de biodiversidad en el planeta.

Este parque, de 982.000 hectáreas en la cuenca del río Napo, fue declarado en 1989 por la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Reserva Mundial de la Biosfera.

Swisslatin (26.12.2012)