Print Friendly, PDF & Email
Clase media - Foto Miller/ WB

Clase media – Foto Miller/ WB

Un estudio de la OIT afirma que el aumento de la clase media podría estimular el crecimiento económico.

El informe Tendencias Mundiales del Empleo 2013 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) prevé que 390 millones de trabajadores se sumarán a la “clase media” para 2017.

Pero su mayor impacto será en el mundo en desarrollo, donde el número de trabajadores de clase media ha experimentado un drástico aumento a lo largo de la última década, lo cual podría crear el tan necesario impulso para el crecimiento y el consumo en estas economías.

Alrededor de 1.100 millones de trabajadores en los países en desarrollo – 42 por ciento del total de trabajadores – pertenecen a la “clase media”, es decir, viven con sus familias con más de 4 dólares estadounidenses por persona al día. El incremento es particularmente acentuado en Asia Oriental.

Clase media emergente

Desde 2001, 400 millones de trabajadores adicionales se han sumado a la clase media, con ingresos suficientes para que sus familias dispongan para el consumo de entre 4 y 13 dólares diarios por persona. Esto duplica el número de trabajadores de la clase media emergente. Otros 186 millones de trabajadores ganan más de 13 dólares al día.

Para 2017, la OIT estima que otros 390 millones de trabajadores en el mundo en desarrollo podrían formar parte de la clase media.

“Con el tiempo, esta clase media emergente podría dar el muy necesario impulso a un crecimiento mundial más equilibrado al incentivar el consumo, en especial en las regiones más pobres del mundo en desarrollo”, afirmó Steven Kapsos, uno de los autores del informe.

Los trabajadores de la clase media pueden invertir más en salud y educación, lo cual les permite tener una vida más saludable y productiva. A su vez, esto se traduce en una mayor productividad y un desarrollo económico más rápido, explicó Kapsos.

En el umbral de la pobreza

Pero la otra cara de la moneda, es que si bien el número de trabajadores pobres está disminuyendo, el número de los que están en el umbral de la pobreza aumenta. Según la OIT 1.500 millones de trabajadores seguirán siendo pobres o casi pobres.

El incremento de las clases medias ha estado acompañado por un descenso del número de trabajadores que viven en la pobreza extrema, con menos de 1,25 dólares al día. Unos 397 millones de trabajadores forman parte de esta categoría actualmente, una disminución de 281 millones desde 2001.

En la actualidad, otros 472 millones de trabajadores viven con entre 1,25 y 2 dólares al día, un descenso de 35 millones desde 2001.

La categoría de los casi pobres

En la definición de categorías el estudio de la OIT menciona el de los “casi pobres”, que son aquellos que viven con entre 2 y 4 dólares al día, una categoría que ha aumentado de 142 millones durante la última década, sumando un total de 661 millones de personas.

Muchos de estos “casi pobres” no tienen cobertura de seguridad social, y corren el riesgo de recaer en la pobreza en el caso de una crisis económica.

En Asia Meridional, 92 por ciento de la fuerza de trabajo es pobre o casi pobre, mientras que en África Subsahariana, 86 por ciento de los trabajadores se encuentran en estas categorías.

Para estimular el crecimiento de la clase media del mundo en desarrollo es necesario incrementar los niveles de productividad y aumentar el número de empleos de calidad. Pero la crisis que está afectando los mercados laborales del mundo amenaza con frenar este avance, según el experto de la OIT. el progreso”.

Swisslatin (24.01.2013)