Print Friendly, PDF & Email

La Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 (CMR-19) en Sharm El-Sheikh-Egipto. (foto ITU)

La Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2019 (CMR-19) ha concluido hoy, después de que los acuerdos firmados por aproximadamente 3 400 delegados de unos 165 Estados Miembros se hayan incorporado a las Actas Finales del Reglamento de Radiocomunicaciones, el tratado internacional que rige el uso del espectro de radiofrecuencias y las órbitas de satélite en todo el mundo.

La CMR-19 ha identificado nuevas bandas de frecuencias (de ondas milimétricas) armonizadas a escala mundial para las telecomunicaciones móviles internacionales (IMT), incluidas las IMT-2020 (también denominadas 5G móvil), con el objetivo de proporcionar diversas posibilidades de utilización de las comunicaciones móviles de banda ancha mejoradas, las comunicaciones masivas tipo máquina y las comunicaciones ultrafiables y de ultrabaja latencia.

Este avance desbloqueará un conjunto de aplicaciones que permitirán aprovechar los sistemas de transporte inteligentes, crear ciudades inteligentes e incrementar la sostenibilidad de las comunidades, al tiempo que posibilitarán la acción climática eficaz, la atención sanitaria mejorada, las prácticas agrícolas sostenibles y la mayor eficiencia energética.

También se acordaron protecciones para el servicio de exploración de la Tierra por satélite (SETS) y para el servicio meteorológico y otros servicios pasivos en las bandas adyacentes, como el servicio de investigación espacial (SIE), a fin de garantizar que la vigilancia de la Tierra y su atmósfera desde el espacio se continúa desarrollando sin trabas.

Se protegerán los servicios de satélite de apoyo a la meteorología y la climatología encaminados a salvaguardar la vida humana y los recursos naturales contra las interferencias de radiofrecuencias perjudiciales, así como los sistemas que utilizan los radioastrónomos para la exploración del espacio profundo.

Asimismo, se adoptaron medidas para garantizar que las estaciones de radioastronomía estarán protegidas frente a las interferencias radioeléctricas perjudiciales procedentes de otras estaciones espaciales o sistemas de satélites en órbita.

“La CMR-19 abre la puerta a maneras nuevas y más innovadoras de conectar el mundo por medio de tecnologías de comunicaciones tanto terrenales como espaciales”, afirma el Sr. Houlin Zhao, Secretario General de la UIT. “A medida que la tecnología de banda ancha de vanguardia se vaya manifestando en avances nuevos del sector, los habitantes de las zonas más distantes irán disfrutando de un acceso mejor y más asequible”.

“Los acuerdos alcanzados con dificultad en la CMR-19 repercutirán positivamente en las vidas de miles de millones de personas de todo el mundo y crearán un panorama digital a favor del crecimiento sostenible y el desarrollo”, señaló el Sr. Mario Maniewicz, Director de la Oficina de Radiocomunicaciones de la UIT. “Los logros de la CMR-19 en relación con las nuevas tecnologías de la comunicación y la protección de los servicios existentes se plasmarán en el crecimiento continuo de la industria de las telecomunicaciones y las TIC, que ya mueve billones de dólares”.

Las deliberaciones de la CMR-19 se han desarrollado bajo la dirección del Presidente de la Conferencia, Sr. Amr Badawi, con la ayuda de seis Vicepresidentes: Sr. Kyu Jin Wee (República de Corea), Sr. Tareq Al Awadhi (Emiratos Árabes Unidos), Sr. Peter Zimri (Sudáfrica), Sr. Alexander Kühn (Alemania), Sra. Grace Koh (Estados Unidos) y Sr. Sergey Pastukh (Federación de Rusia).

Principales resultados de la CMR-19

  • Se han identificado bandas adicionales para las IMT en las bandas 24,25‑27,5 GHz, 37-43,5 GHz, 45,5-47 GHz, 47,2-48,2 y 66-71 GHz, a fin de facilitar el desarrollo de redes móviles de quinta generación (5G).
  • Servicio de exploración de la Tierra por satélite (SETS) – Se ha otorgado protección al SETS con la posibilidad de efectuar una atribución primaria mundial en la banda de frecuencias 22,55-23,15 GHz a fin de permitir su uso para telemedida, seguimiento y control de satélites.
  • Satélites no geoestacionarios – Se han establecido procedimientos reglamentarios para las constelaciones de satélites no geoestacionarios en el servicio fijo por satélite y se han abierto los cielos a las capacidades de comunicación de la próxima generación. Las megaconstelaciones de satélites formadas por cientos o miles de aeronaves en órbita terrestre baja son una solución cada vez más aceptada en las telecomunicaciones mundiales, así como en la teledetección, investigación espacial, investigación de las capas superiores de la atmósfera, meteorología, astronomía, demostración tecnológica y docencia.
  • Se han aplicado cambios reglamentarios para facilitar el uso racional, eficiente y económico de las radiofrecuencias y órbitas asociadas, incluida la órbita de los satélites geoestacionarios.
  • Estaciones en plataformas a gran altitud (HAPS) – Se han identificado bandas de frecuencias adicionales para sistemas en plataformas a gran altitud –radios en plataformas aéreas que se desplazan por la estratosfera– a fin de permitir las telecomunicaciones en una zona de cobertura amplia con acceso de banda ancha asequible en zonas rurales y distantes.
  • Redes WiFi – Se han revisado las disposiciones reglamentarias para tener en cuenta la creciente demanda y el uso tanto en interior como en exterior de los sistemas de acceso inalámbrico, en especial de RLAN para conexiones radioeléctricas del usuario final con redes centrales públicas o privadas, como las redes WiFi, limitando al mismo tiempo la interferencia que causan a los servicios de satélite existentes.
  • Sistemas de radiocomunicaciones ferroviarias entre el tren y la infraestructura ferroviaria (RSTT) – Se ha aprobado una Resolución sobre los sistemas de radiocomunicaciones ferroviarias a fin de facilitar el despliegue de sistemas del tren y de la infraestructura ferroviaria para responder a las necesidades de la infraestructura del ferrocarril de alta velocidad, en particular para las aplicaciones de radiocomunicaciones ferroviarias que permiten mejorar el control del tráfico ferroviario, la seguridad de los pasajeros y la seguridad de las operaciones ferroviarias.
  • Sistemas de transporte inteligentes (STI) – Se ha aprobado una Recomendación (norma) de la UIT que integra las TIC en los sistemas de transporte inteligente (STI) en evolución, a fin de conectar los vehículos, mejorar la gestión del tráfico y contribuir a una conducción más segura.
  • Servicio de radiodifusión por satélite (SRS) – Se han protegido las asignaciones de frecuencias proporcionando un mecanismo de establecimiento de prioridades que ayudará a los países en desarrollo a recuperar el acceso a los recursos de órbita y espectro.
  • Sistema mundial de socorro y seguridad marítimos (SMSSM) – Se han ampliado la cobertura y las capacidades respecto del SMSSM.

Perspectivas para 2023: Examen de algunos aspectos del orden del día de la CMR-23

  • Estaciones terrenas en movimiento (ETEM) – Se definirán las condiciones de las comunicaciones de las ETEM con estaciones espaciales geoestacionarias en el servicio fijo por satélite a fin de proporcionar servicios de Internet de banda ancha fiables a aeronaves, barcos y vehículos terrestres.
  • Estaciones base a gran altitud (HIBS) – Se estudiará la posibilidad de utilizar las bandas de frecuencias de las estaciones base de las IMT situadas en tierra en las HAPS con objeto de proporcionar conectividad de banda ancha móvil ampliada a las comunidades insuficientemente atendidas y a las zonas remotas.
  • Aplicaciones móviles aeronáuticas – Se modernizarán las aplicaciones de radiocomunicaciones de HF aeronáuticas, se establecerán nuevas aplicaciones móviles aeronáuticas no relacionadas con la seguridad para las comunicaciones aire-aire, tierra-aire y aire-tierra de los sistemas de aeronaves, y se estudiará la posibilidad de efectuar atribuciones nuevas al servicio móvil aeronáutico por satélite para dar soporte a las comunicaciones aeronáuticas en la banda de ondas métricas en los sentidos Tierra-espacio y espacio-Tierra.
  • Sistema mundial de socorro y seguridad marítimos (SMSSM) – Se mejorarán las comunicaciones y se establecerán recursos de espectro y satélites adicionales para potenciar las capacidades marítimas del SMSSM, como la navegación electrónica.

Swisslatin / ITU Prensa (23.11.2019)

Compártelo con un amigo