Print Friendly, PDF & Email
El poder de las comunidades locales (ILO)

El poder de las comunidades locales (ILO)

La cooperación Sur-Sur y Triangular es un medio importante para reforzar las capacidades, aboga la OIT.

El desarrollo local y regional también tiene un papel clave que desempeñar para alcanzar los Objetivos mundiales de Desarrollo Sostenible (ODS). La cooperación Sur-Sur y Triangular es un medio importante para reforzar las capacidades.

Un experto de la OIT publicado con ocasión del Fórum mundial sobre el desarrollo económico local, sostiene que el crecimiento inclusivo y al trabajo decente no son sólo un asunto que concierne a las naciones y las organizaciones internacionales.

Incorporar el desarrollo económico local

La Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, adoptada recientemente, promueve de manera explícita (en el Objetivo 8) “el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”.

No obstante, para la OIT, éste no es un desafío que compete solamente a las naciones y a las organizaciones internacionales, también se precisan soluciones que partan del terreno y estrategias que incorporen el desarrollo económico local (DEL).

Según Virgilio Levaggi, Director del Departamento de Alianzas y Apoyo a los Programas Exteriores de la OIT las autoridades locales están en una buena posición para comprender no sólo las dificultades sino también las fuerzas y los recursos para llevar a cabo las tareas que tenemos ante nosotros.

“Dicho esto, los desafíos son enormes y múltiples: el creciente desempleo, sobre todo entre los jóvenes; el irrespeto de los derechos de los trabajadores; la discriminación y una protección social insuficiente”, subraya.

Establecimiento de nuevas alianzas

Para hacer frente a estos desafíos, el establecimiento de nuevas alianzas es un paso importante, sostiene Virgilio Levaggi. A este respecto, agrega, el Fórum Fórum mundial sobre el desarrollo económico local, es bienvenido porque reúne a las autoridades y las asociaciones locales, las organizaciones internacionales, el sector privado, las organizaciones de empleadores y de trabajadores, y la sociedad civil.

Los principales objetivos de la estrategia de ciudad a ciudad son tres: sensibilizar, fortalecer la capacidad y emprender acciones de promoción conjuntas para poner en práctica los cambios.

En cuanto a la OIT, el organismo pone el acento en la cooperación Sur-Sur, en la cooperación entre las ciudades y la cooperación triangular. Estos tipos de cooperación generalmente implican a dos o más países en desarrollo en colaboración con un tercero – un gobierno o una organización de un país desarrollado, por ejemplo – que contribuye al intercambio con sus conocimientos y recursos.

Un ejemplo de colaboración

En 2012, con el apoyo del Banco Mundial en la reorganización de los mercados alimentarios de Maputo, Mozambique, la alcaldía hizo un llamado a la memoria institucional de los homólogos en las ciudades de todo el mundo para ayudar a gestionar mejor el impacto sobre los vendedores ambulantes de la capital de este país africano.

Gracias a una plataforma, desarrollada en parte por la OIT, y con la cooperación de las autoridades locales de Durban y de las ciudades brasileras Belo Horizonte y Porto Alegre, Maputo logró mejorar sus políticas relativas a la gestión de los espacios públicos y progresar con la formalización de la economía de la venta de alimentos.

Swisslatin / ILO News (14.10.2015)