Print Friendly, PDF & Email
Clave el rol de los docentes (Foto WB)

Clave el rol del profesor para los niños (F. WB)

Mensaje con ocasión del Día Mundial de los Docentes que se conmemora este domingo 5 de octubre de 2014.

Los docentes son fundamentales para una educación universal y de calidad para todos: son esenciales para configurar la mentalidad y la conducta con que las próximas generaciones afrontarán dificultades y oportunidades mundiales inéditas.

En esta fecha que se conmemora la aprobación, en 1966, de la Recomendación conjunta de la OIT y la UNESCO relativa a la situación del personal docente, estos organismos sostienen que un sistema educativo es tan bueno como lo sea su profesorado.

Por ello abogan por una enseñanza innovadora, integradora y centrada en los resultados, que es crucial para ofrecer a millones de niños, jóvenes y adultos de todo el mundo las mejores oportunidades.

El déficit de docentes

En muchos países, el déficit de docentes erosiona la calidad de la educación. El objetivo de universalizar la educación primaria para 2015 exige incorporar a 1,4 millones de nuevos docentes a las aulas de todo el mundo, y para 2030 se necesitarán 3,4 millones de docentes adicionales, según el Instituto de Estadística de la UNESCO.

Además del problema numérico, también se plantea el de la calidad. Demasiado a menudo, los profesores trabajan sin recursos ni formación adecuada. Es mucho lo que está en juego: hoy afrontamos una crisis mundial del aprendizaje, materializada en 250 millones de niños que no adquieren las competencias básicas, más de la mitad de los cuales ha asistido cuatro años a la escuela.

Por mejores condiciones de empleo

Para estos organismos,  es prioritario pertrechar a los docentes para que puedan trabajar con eficacia, lo que pasa por una formación rigurosa, mejores condiciones de empleo, la calidad como criterio básico de contratación y una distribución inteligente del profesorado, y también por saber atraerse a nuevos docentes con talento, en especial a jóvenes y mujeres de comunidades poco representadas.

El documento “Consulta temática mundial sobre la educación en la agenda para el desarrollo después de 2015” resume los ingredientes esenciales para secundar una labor eficaz del profesorado, basado en condiciones dignas de empleo, en particular contratos y sueldos adecuados, y perspectivas de progresión y promoción profesionales.

También aboga por buenas condiciones en el entorno de trabajo, lo que pasa por crear un contexto escolar propicio a la enseñanza y una gestión eficaz, lo que incluye la contratación y distribución del cuerpo docente.

Los derechos de los docentes

Además se insiste en la buena calidad de la formación inicial y continua del profesorado, basada en el respeto de los derechos humanos y los principios de la educación integradora. El profesorado debe gozar de derechos básicos, como la protección contra la violencia, la libertad académica o la libertad de afiliación a sindicatos independientes.  La escuela debe seguir siendo un espacio protector para alumnos y profesores.

Una buena educación prepara a los niños como ciudadanos del mundo, para responder a las dificultades de una sociedad compleja como la de hoy, para contribuir a construir comunidades sostenibles y en paz.

El profesorado de hoy y de mañana necesita competencias, conocimientos y respaldo para estar en condiciones de atender las diversas necesidades de aprendizaje de todos y cada uno de los niños. Se debe recordar que los docentes son una inversión de futuro subraya la OIT y la UNESCO.

Swisslatin (4.10.2014)