Print Friendly, PDF & Email
Más poder para las misiones de paz (UN)

Más poder para las misiones de paz (UN)

El Consejo de Seguridad abordó el tema que abriría la posibilidad de un mandato en el sector de la seguridad.

Por ahora el tema es solo parte de un debate, pero el Consejo de Seguridad de la ONU ve con buenos ojos la participación de Naciones Unidas en el fortalecimiento del sector de seguridad en países de gobernabilidad frágil.

El debate tuvo lugar en el mismo Consejo de Seguridad, lo que despeja el camino para que la ONU pueda en el futuro desplegar su mandato en aquellos países considerados de disponer de “gobiernos frágiles,” una clasificación que también se anuncia difícil de establecer.

Estados inestables

Durante la reunión, el Subsecretario General de la ONU para el Estado de Derecho y las Instituciones de Seguridad, Dimitry Titov, recordó que los Estados con mayor grado de inestabilidad demuestran la estrecha correlación que hay entre la actuación de sus órganos de seguridad y la fragilidad que presentan.

“Por estas razones, el Departamento de Operaciones de Mantenimiento de la Paz de la ONU considera que, dependiendo de circunstancias específicas, la administración y profesionalización del sector de seguridad, debe estar en el centro de los mandatos y actividades de esas operaciones“, manifestó.

Reforma del sistema

Titov añadió que las prioridades de la ONU en este campo son hacer de la reforma de seguridad en los países en que opera un proceso político, e instar a la comunidad internacional a que reconozca que el sector de seguridad, no solo involucra a la defensa, sino también a la justicia, al sistema penitenciario a la policía y al control de fronteras.

Asimismo, mencionó el apoyo a los gobiernos en sus esfuerzos para desarrollar planes y convocar a socios internacionales para la perfección de sus sistemas de seguridad.

Respuesta integral a la violencia

En la reunión también participó la representante especial del Secretario General para la Violencia Sexual en los Conflictos Armados, Zainab Bangura, quien subrayó que una respuesta integral a los casos de ese tipo de violencia, debe incluir un vínculo proactivo y decidido de las misiones de paz con el sector de seguridad de los países anfitriones.

Con anterioridad varias agencias de la ONU han subrayado en sus respectivos informes, que en aquellos países de gobernabilidad frágil, se cometen hechos de violencia extrema que violan los derechos fundamentales de las personas, sin que se haga justicia y que los responsables sean castigados.

Un primer paso, según los expertos, será el de otorgar mayor poder de acción a las misiones de paz de la ONU, que en la actualidad se limita a observar sin ningún poder persuasivo en caso de situaciones de violencia extrema.

Swisslatin / UN News / Alberto Dufey (21.08.2015)