Print Friendly, PDF & Email

Los precios mundiales de los alimentos subieron en febrero un 1,7% respecto al mes de enero, en parte debido a los aumentos de los precios de los productos lácteos. (foto FAO/Alessia Pierdomenico)

Los precios mundiales de los alimentos subieron en febrero un 1,7% respecto al mes de enero, en parte debido a los fuertes aumentos de los precios de los productos lácteos, según los resultados que arroja el Índice de Precios de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura  (FAO).

Pese al leve incremento, el indicador, que muestra las variaciones mensuales de los precios internacionales de una cesta de productos alimenticios, alcanzó su nivel más alto desde agosto de 2018, pero continúa casi un 2,3 % por debajo de su valor en el mismo mes del año pasado.

La FAO indicó que crecieron los precios del aceite vegetal, la carne, el azúcar y especialmente los lácteos, con un incremento del 5,6% en relación al mes de enero, impulsado por la fuerte demanda de importaciones de leche descremada y entera en polvo y el queso.

Asimismo, la última nota informativa sobre oferta y demanda de cereales de la Organización disminuyó la estimación sobre la producción mundial de cereales para 2018 a 2.609 millones de toneladas, 2,8 millones de toneladas menos que en enero.

Este último análisis se fundamenta casi en su totalidad “en una proyección más baja de la producción de maíz de Estados Unidos y refuerza una disminución general interanual de la producción mundial de cereales”.

Desde enero, el pronóstico de la FAO para el comercio mundial de cereales durante el periodo 2018-19 disminuyó en 2 millones de toneladas, situándose en un total ligeramente superior a los 413 millones de toneladas.

La previsión para el comercio mundial de trigo se redujo en unas 800.000 toneladas, debido en gran medida a un ritmo más lento de las compras anticipadas por varios países asiáticos y sudamericanos.

Swisslatin / ONU news (11.03.2019)

Compártelo con un amigo