Print Friendly, PDF & Email

Protestas a lo largo de Chile, en las cuales han intervenido fuerzas del orden cometiendo actos reprobados por expertos de Derechos Humanos. (foto ONU/ Diana Leal)

Al menos 20 personas murieron y  alrededor de 1600 resultaron heridas, incluyendo agentes de policía, en protestas que comenzaron a principios de octubre por el aumento de los costos de transporte y  desigualdad profundamente arraigada.

El 19 de octubre se declaró el estado de emergencia en varias provincias en medio de una escalada de violencia. También han sido detenidas miles de personas, entre ellas niños, niñas y adolescentes.

”La violencia nunca puede ser la respuesta a las demandas sociales y políticas de las personas, el elevado número de heridos y la manera en la cual se han utilizado las armas no letales parece indicar que el uso de la fuerza fue excesivo y violó los requisitos de necesidad y proporcionalidad”, dijeron las y los expertos que son nombrados por el Consejo de Derechos Humanos y desempeñan sus funciones a título personal.

Las y los expertos también están profundamente preocupados por los informes sobre el uso excesivo de la fuerza contra las personas antes de la detención; y por la información recibida sobre abusos perpetrados en contra de niños y niñas, malos tratos y golpes que podrían constituir tortura.

También se han recibido informes de violencia sexual en contra de mujeres, hombres y adolescentes, incluyendo prácticas tales como desnudamientos forzados, tocamientos y violaciones durante la detención. “Las mujeres y los niños han participado activamente en las protestas en curso y el Estado debe abordar sus preocupaciones específicas en materia de protección”, dijeron los expertos.

Las y los expertos rechazaron todos los actos de violencia cometidos por particulares, recordando que “el Gobierno de Chile tiene la obligación no sólo de respetar los derechos humanos, sino de proteger a las personas contra los actos de violencia cometidos por particulares.

Debe permitir que las protestas se lleven a cabo aislando a los que recurren a la violencia, al mismo tiempo que garantiza que todas las personas en el país puedan disfrutar de sus derechos”.
Las y los expertos independientes acogieron con beneplácito la decisión de las autoridades de invitar una misión de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU al país.

La misión evaluará la situación de los derechos humanos relacionados con las protestas y el estado de emergencia en Chile, incluyendo la identificación de los principales patrones de violaciones de derechos humanos, el análisis de la respuesta de las instituciones del Estado chileno así como las causas relacionadas con las protestas.

Finalmente las y los expertos han mantenido correspondencia con las autoridades y han discutido su voluntad expresa de perseguir y determinar las responsabilidades en casos de violaciones de los derechos humanos, en particular las cometidas por agentes del Estado.

Swisslatin / ACNUDH prensa (09.11.2019)

Compártelo con un amigo