Print Friendly, PDF & Email

Polarizadores en acción (PNUMA)

Un nuevo estudio alerta sobre los efectos potencialmente nocivos en el rendimiento de los cultivos.

El uso de la luz artificial por la noche se está extendiendo rápidamente por todo el mundo, con efectos potencialmente nocivos en el rendimiento de los cultivos.

Las invenciones de bombillas en el siglo XIX, la rápida proliferación de los sistemas de iluminación en el siglo XX y las luces LED de bajo consumo energético han aportado extensos beneficios a las personas y las economías.

Pero, según el estudio “ Artificial light at night as a new threat to pollination”, publicado en la revista Nature, la luz artificial también trae inconvenientes, como la distracción de los polinizadores nocturnos, la reducción de sus visitas a las flores y, como consecuencia, la disminución en la producción de frutas.

“Los polinizadores están experimentando un declive significativo en todo el mundo y esta amenaza es profundamente preocupante”, indicó Marieta Sakalian, experta en ecosistemas de ONU Medio Ambiente.

Investigaciones en Suiza

Investigadores en Suiza descubrieron que el uso de la luz artificial en la noche interrumpió la cadena de polinización, redujo las visitas de los polinizadores nocturnos a las flores en un 62% y se tradujo en una caída de 13% en la producción de frutas, a pesar de la polinización diurna.

“Durante la noche, el olor de la luz artificial es a menudo lo que atrae a los polinizadores, pero también otros estímulos pueden tener efectos importantes, como es el del impacto visual en los polinizadores nocturnos, que tienen ojos muy sensibles”, explicó la autora principal del estudio, Eva Knop, en una entrevista con la BBC.

La polinización de las plantas es esencial para los ecosistemas y la producción de cultivos. El suministro mundial de alimentos depende de este proceso.

Pérdida del hábitat

El número de polinizadores está disminuyendo en todo el mundo debido a la pérdida de hábitat, la agricultura intensiva, las especies invasoras, las plagas, los patógenos y el cambio climático. El problema podría empeorar debido a la creciente tasa anual de uso de la luz artificial nocturna (6%), de acuerdo con el estudio.

Cómo abordar este y otros tipos de contaminación será el tema central de la tercera sesión de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, el máximo órgano mundial de toma de decisiones ambientales, que se reunirá en Nairobi, Kenia, del 4 al 6 de diciembre de 2017.

Swisslatin / UNEP News (04.09.2017)