Print Friendly, PDF & Email
Presidente Evo Morales (Foto PNUD)

Presidente Evo Morales (Foto PNUD)

Presidente boliviano se suma al equipo de diplomáticos de la ONU para apoyar la causa “Únete”. 

Una pausa entre sus actividades de la 68ª Asamblea General de la ONU para jugar un partido de fútbol realizaron durante esta semana el presidente de Bolivia, Evo Morales, altos funcionarios de la ONU, diplomáticos y autoridades de gobierno, para apoyar la causa “Únete.”

Se trata de la campaña del Secretario General de la ONU Ban-ki-moon orientada a generar mayor conciencia sobre la violencia contra las mujeres y que tuvo su momento “marketing” con la realización de un partido de fútbol que se jugó en una cancha en la Isla Roosevelt cerca del complejo de la sede de Naciones Unidas en Nueva York.

La administradora adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Rebeca Grynspan, se refirió en esta ocasión a la situación de desigualdad que afrontan las mujeres.

Piden tolerancia cero

“El liderazgo y la determinación política son de suma importancia para acabar con la violencia contra la mujer, eso debe estar acompañado de acciones y recursos. Los gobiernos deben ser el ejemplo, demostrando tolerancia cero a todas las formas de violencia de género, además de adoptar y hacer cumplir las leyes que castigan esas agresiones, de acuerdo con la normativa internacional”, dijo Grynspan.

Los equipos usaron un balón SOCCKET, que genera energía al ser usada, en un mensaje a favor de la energía sustentable.

Mujeres menores

Según la ONU, a nivel global, el 50% de los abusos sexuales se cometen contra mujeres menores de 16 años. Además, más de la mitad de los 25 países con los índices más elevados de feminicidio se encuentran en América Latina y el Caribe. Asimismo, la región cuenta con la mayor cantidad de esos casos que quedan impunes.

Por su parte, los participantes en una reunión de alto nivel sobre la capacidad económica de las mujeres en las primeras semanas de paz, insistieron en la necesidad de garantizar la seguridad económica de las mujeres tras un conflicto social.

El evento tuvo lugar en el marco del debate de la Asamblea General y estuvo auspiciado por la Comisión de la Consolidación de la Paz de la ONU, bajo la presidencia de Croacia.

Apoyo a la familia

La directora ejecutiva de ONU Mujeres Phumzile Mlambo-Ngcuka, señaló que la primera necesidad de una mujer tras un conflicto es proporcionar alimentos y bienes básicos a su familia.

“Tienen que estar en las mesas de negociaciones, no están en las conferencias de donantes o reuniones en las que se fijan las prioridades y deberían estar allí, el trabajo de las mujeres es crucial durante el proceso de recuperación y no debería ser invisible, debería estar pagado y debe contar con reconocimiento y los fondos suficientes”, indicó Mlambo-Ngcuka.

Por último, recordó que las mujeres que disponen de medios suficientes pueden reconstruir sus vidas, las de sus familias y las de los miembros de su comunidad.

Swisslatin / Alberto Dufey (29.09.2013)