Print Friendly, PDF & Email
Tierras arrasadas por bombardeos (Foto UN)

Tierras arrasadas por bombardeos (Foto UN)

Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra.

La ONU celebra este 6 de noviembre el Día Internacional para la prevención de la explotación del medio ambiente en la guerra, para concienciar sobre los daños que sufre la Tierra, con bosques destruidos y recursos de aguas contaminados debido a los conflictos bélicos.

La humanidad siempre ha contado sus víctimas de guerra en términos de soldados y civiles muertos y heridos, ciudades y medios de vida destruidos, el medio ambiente ha sido siempre la víctima olvidada, según la ONU.

Obtención de ventajas militares

El desastre para el medio ambiente se cifra en pozos de agua que han sido contaminados, los cultivos quemados, los bosques talados, los suelos envenenados y los animales sacrificados para obtener una ventaja militar.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señala que en los últimos 60 años al menos el 40% de los conflictos internos han tenido alguna relación con la explotación de los recursos naturales, tanto por ser considerados de «mucho valor», como madera, diamantes, oro, minerales o petróleo, como por ser escasos, por ejemplo, la tierra fértil y el agua.

“Cuando se trata de conflictos relativos a los recursos naturales se duplica el riesgo de recaer en el conflicto”, señala un informe del PNUMA.

Pese al creciente caudal de conocimientos que avalan la importancia de la dimensión ambiental del desarrollo sostenible, en los conflictos armados se siguen explotando y degradando los recursos naturales, como los bosques, la fauna y la flora, los recursos hídricos y las tierras de cultivo, lo que pone en peligro la paz y la seguridad a largo plazo, subraya la ONU.

Mensaje de Ban Ki-moon

En la actualiad, en África Central y Oriental, el tráfico ilícito de minerales, fauna y flora, madera, carbón y estupefacientes financia actividades ilícitas y sustenta a grupos armados y redes delictivas. En Somalia, por ejemplo, se estima que el comercio ilícito de carbón genera ingresos anuales de hasta 384 millones de dólares que van a parar a los insurgentes y los grupos terroristas.

“El fortalecimiento de la gobernanza de los recursos naturales y una mejor vigilancia en los Estados afectados por conflictos pueden ayudar a evitar que los recursos sean un factor que contribuye a los conflictos, hacer que esos ingresos que tanto se necesitan se destinen a la revitalización económica y contribuir a una paz más duradera. Por el contrario, no proteger ni gestionar estos recursos de manera equitativa no hace sino exacerbar la vulnerabilidad de quienes más dependen de ellos, especialmente los pobres.

El mantenimiento de la paz

Las Naciones Unidas concede gran importancia a garantizar que la actuación sobre el medio ambiente es parte de la prevención de conflictos, del mantenimiento de la paz y de las estrategias de consolidación de la paz, porque no puede haber paz duradera si los recursos naturales que sostienen los medios de subsistencia y los ecosistemas son destruidos.

“En este Día Internacional, permítanme insistir en la importancia crítica de proteger el medio ambiente en tiempos de conflicto armado y de restablecer la buena gobernanza de los recursos naturales durante la reconstrucción posterior a los conflictos”, señala en su mensaje el Secretario General de la ONU,” concluye Ban Ki-moon.

Swisslatin (06.11.2013)