Print Friendly, PDF & Email
Campesinos cultivando arroz (WB/ S.Sarkar)

Campesinos cultivando arroz (WB/ S.Sarkar)

Estudio del Banco Mundial sostiene que 100 millones de personas del sector agrícola caerían en la pobreza en 2030.

El mayor impacto que el cambio climático tendrá en los pobres será en la agricultura, sostiene un reciente estudio del Banco Mundial (BM) en caso que no se logren los objetivos de Desarrollo sostenible en materia climática.

El BN dibuja el escenario más “pesimista” basado en grandes impactos del cambio climático, el que afectaría a 100 millones de personas que podrían sumarse a la fila de la pobreza en 2030 debido al cambio en los precios de los productos agrícolas.

Ondas de choque

En un escenario más “optimista” de prosperidad, estos efectos deberían reducirse en gran medida, pero el impacto será de todas formas importante para la agricultura en general, sostiene el estudio Shock Waves: Managing the Impacts of Climate Change on Poverty (2015) (Ondas de choque: Contener los impactos del cambio climático en la pobreza).

El informe ha sido publicado bajo forma de libro por Stéphane Hallegatte, Mook Bangalore, Laura Bonzanigo, Marianne Fay, Tamaro Kane, Ulf Narloch, Julie Rozenberg, David Treguer y Adrien Vogt-Schilb, expertos del Banco Mundial.

Efectos directos e inmediatos

Según los expertos las políticas de cambio climático y el clima afectarán los esfuerzos de reducción de la pobreza a través de efectos directos e inmediatos sobre los pobres y por los factores que la reducción condición de pobreza, tales como el crecimiento económico que afecta.

Las personas y los países pobres son los más expuestos y vulnerables a choques relacionados con el clima: desastres naturales que privan de medios de subsistencia; enfermedades transmitidas por el agua que se vuelven más prevalentes durante las olas de calor; inundaciones o sequías, o fracaso de las cosechas provocado por la disminución de las precipitaciones y el aumento de los precios de los alimentos causado por los fenómenos meteorológicos extremos.

Desaceleración de la reducción de la pobreza

Para poner fin a la pobreza, en las políticas de reducción de la pobreza será necesario tener en cuenta el cambio climático y sus efectos sobre los pobres. Incluso las personas que viven apenas por encima de la línea de pobreza pueden caer en la pobreza si las inundaciones destruyen una microempresa o una sequía mata un rebaño.

Esos fenómenos pueden acabar con décadas de duro trabajo y acumulación de activos y dejar pérdidas humanas y físicas irreversibles. El cambio climático puede intensificar esas perturbaciones y hacerlas más frecuentes, y desacelerar el proceso de reducción de la pobreza.

Mantener el calentamiento global por debajo del 2°C

La pobreza debe tenerse en cuenta también al diseñar políticas de reducción de emisiones de gases de invernadero. La meta de la comunidad internacional consiste en mantener el calentamiento global 2°C por debajo de los niveles preindustriales, lo que permitiría eliminar el riesgo a largo plazo que representa el cambio climático para la eliminación de la pobreza.

El informe del BM explora la relación entre el cambio climático, las políticas climáticas y resultados de la pobreza mediante el examen de tres cuestiones: el impacto en los medios de vida de los pobres y el bienestar; el impacto en el riesgo para las personas que no son pobres a caer en la pobreza; y el impacto en la capacidad de los pobres para escapar de la pobreza.

Swisslatin / WB News (09.11.2015)