Print Friendly, PDF & Email
Lavado de manos

(foto PAHO).

De ahí que el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), que se ha sumado a la campaña de la OMS,  subrayó la importancia del lavado de manos con jabón, “un acto muy simple que puede salvar la vida de cientos de miles de niños cada año,” sostiene..

Con motivo del Día Mundial del Lavado de Manos, UNICEF recordó que unos 2.000 menores de cinco años mueren diariamente a causa de enfermedades diarreicas y detalló que 1.800 de ellos contraen el padecimiento por falta de agua potable, salubridad e higiene.

La pérdida de vidas infantiles sigue siendo muy alta

Aunque esa cifra ha disminuido considerablemente en los cinco años transcurridos desde que se estableció esa jornada mundial, la pérdida de vidas infantiles sigue siendo muy alta, apuntó el Fondo.

La asesora principal de UNICEF sobre higiene y salubridad, Therese Dooley, indicó que el objetivo de este día es concienciar a los niños, familias, comunidades y países enteros de que detener las enfermedades diarreicas no es complicado ni costoso, y que solo requiere que el lavado de manos con jabón se convierta en una rutina para todos.

Un asunto de salud pública

La influenza y neumonía y las enfermedades infecciones intestinales son, respectivamente, la tercera y cuarta causa de muerte en menores de 5 años en las Américas, según datos del Observatorio Regional en Salud de la OPS/OMS.

Por año, alrededor de 190 mil niños de esa edad fallecen en la región. En 2007, el 9,5% de estas muertes se debió a esas dos causas.

Lavarse las manos con agua y jabón puede reducir en un 50% las diarreas infantiles y en un 25% las infecciones respiratorias.

Antes de comer y al salir del inodoro

El lavado de manos con jabón, especialmente en los momentos críticos, es decir, después de usar el inodoro y antes de comer o preparar una comida, es una intervención clave y costo-efectiva que salva vidas.

Además, el lavado de manos es una de las 16 prácticas familiares claves para fomentar el crecimiento y desarrollo saludable de los niños menores de 5 años promovidas por la OMS y Unicef.

En 2011 y a nivel global las muertes de niños menores de cinco años se redujeron en 600.000 niños con respecto a 2008, cuando tuvo lugar la primera celebración, que pasó de realizarse en algunas ciudades a convertirse en un movimiento mundial.

Swisslatin