Print Friendly, PDF & Email
La amenza del desempleo (WB)

La amenaza del desempleo (WB)

Análisis de Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT). 

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) vaticinan un poco alentador escenario económico en la región que provocaría un aumento del desempleo.

El estudio conjunto “Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe”, señala que la expansión de la actividad económica esperada para la región de 1% en promedio impediría revertir el proceso de desaceleración iniciado en 2011.

Esta situación se traducirá con un leve aumento en la tasa de desempleo regional de hasta 6,2% en 2015 luego de haber anotado 6% el pasado año. El estancamiento del Producto Interno Bruto (PIB) per cápita debilitaría la demanda laboral y, por lo tanto, la generación de empleo asalariado.

Futuro poco alentador

El escenario del mercado laboral que se prevé en 2015 no es muy alentador para la búsqueda de progresos sustanciales que ayuden a alcanzar mejoras en términos de pobreza y desigualdad.

Crecimiento inclusivo

Pese a este contexto, la igualdad debe ser el motor del crecimiento económico y el desarrollo sostenible en América Latina y el Caribe, sostuvo Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Alicia Bárcena subrayó que la desigualdad sigue siendo el principal problema de la región y que la solución tiene que estar en pactos sociales basados en una nueva ecuación entre el Estado, el mercado y la sociedad.

“En América Latina y el Caribe, el 10% de la población más rica recibe 40% de los ingresos, mientras que el 10% más pobre accede a sólo 12% de ellos”, denunció Bárcena.

Tasa fiscal e ingresos públicos

Además, la secretaria ejecutiva mencionó la necesidad de aumentar la tasa fiscal de 18% a 20% en promedio en la región, para elevar los ingresos púbicos en unos 60.000 millones de dólares al año, así como incrementar al menos de 20% a 27% los niveles de inversión tanto pública como privada.

“Los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible no sólo buscan erradicar la pobreza sino que también pretenden disminuir la desigualdad”, señaló.

En esta realidad, Bárcena abogó por la emancipación económica de algunos sectores de la población, como las mujeres y los jóvenes, e instó a eliminar la discriminación contra los pueblos indígenas.

En ese marco, urgió un cambio de enfoque desde una cultura del extractivismo a una cultura de sostenibilidad.

Swisslatin (14.05.2015)