>
>
Basura electrónica (Foto L. Valdueña)

Basura electrónica (Foto WB/ L. Valdueña)

El mal manejo de la basura electrónica genera daños a la salud y al medio ambiente, según el PNUMA. 

El director ejecutivo del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Achim Steiner, advirtió que el mal manejo de este tipo de basura genera cada día mayores daños a la salud y deterioro del medio ambiente.

A su juicio, la cantidad de productos químicos y basura electrónica que actualmente se genera en el mundo, permite hablar de un tsunami de desperdicio electrónico que podría terminar por extenderse y afectar al medio ambiente en todo el planeta.

Materiales reciclables

“Y además es una tontería económica, porque estamos tirando a la basura una gran cantidad de materiales que pueden ser reciclables. Ya sea oro, plata u otro material valioso, es una cantidad impresionante la que todos tenemos en los aparatos que ya no usamos y no sabemos qué hacer con ellos”, señaló Steiner.

En conferencia de prensa en Ginebra, el responsable del PNUMA explicó que este tipo de basura es lo que algunos llaman la minería urbana, en referencia al hecho de que dentro de los teléfonos celulares, computadoras y otros aparatos electrónicos que desechamos, quedan residuos de minerales que muchas veces exceden las cantidades disponibles en los yacimientos bajo tierra.

La basura electrónica en países emergentes

Cabe recordar que el PNUMA instó ya en el 2010 a tomar medidas urgentes contra el grave problema para el medio ambiente y la salud pública que supone el crecimiento exponencial de la basura electrónica en países emergentes como China, India y Brasil.

Un informe del organismo prevé “serias consecuencias” en esta década por las montañas de desechos “peligrosos” y “tóxicos” que se acumulan sin ningún control en las economías en vías de desarrollo.

En un sólo año se generaron 40 millones de toneladas de restos de ordenadores, impresoras, teléfonos, cámaras, reproductores de música y frigoríficos abandonados, rotos y desmantelados, según el PNUMA.

China, el segundo productor de basura electrónica del mundo, con 2,3 millones de toneladas al año, por detrás de Estados Unidos.

Teléfonos móviles y televisores

Los expertos del UNEP estiman que para 2020 el volumen de los residuos procedentes de ordenadores desechados crecerá un 500 por ciento en India con respecto a 2007; y en China y Sudáfrica, el 400 por ciento.

La cantidad de teléfonos móviles jubilados en India y China será 18 y siete veces la actual, respectivamente, mientras que los televisores y frigoríficos retirados en ambos países se habrá multiplicados por dos o tres.

El PNUMA admite la dificultad de afrontar este reto, debido a la “complejidad” de desarrollar programas integrales de reciclaje en países en vías de desarrollo y a los obstáculos que encontraría un sistema de transferencia de tecnología desde los industrializados a los emergentes.

Swisslatin (05.05.2015)


>