Print Friendly, PDF & Email

Joven sin empleo (foto OIT)

La CEPAL y la OIT afirmaron que la debilidad de los mercados de trabajo se refleja también en la calidad del empleo.

Los mercados de trabajo de América Latina y el Caribe seguirán afectados por el bajo crecimiento económico de la región en 2017 y el desempleo urbano llegaría a 9,4%, medio punto por encima del índice registrado el año anterior, según un nuevo informe de dos organismos de la ONU divulgado hoy.

La Comisión Económica para la región (CEPAL) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reportaron que durante el primer semestre de 2017 se mantuvo el deterioro de las tasas de ocupación y desempleo, aunque disminuyó el ritmo de dicho empeoramiento, lo que podría augurar una mejora en un plazo relativamente corto.

El estudio explica que, al igual que en años anteriores, la tendencia de la región responde en gran parte al débil desempeño del mercado laboral brasileño, pese a que después de varios años de contracción, se proyecta un leve crecimiento económico en ese país en 2017 y sus indicadores laborales están empezando a estabilizarse.

Con respecto a los jóvenes, el documento recuerda que este grupo generalmente enfrenta problemas en la búsqueda de un equilibrio entre empleo productivo y trabajo decente.

El documento aborda además los programas y políticas que se han implementado en la región para fomentar una mejor transición entre la educación y el trabajo e incrementar la capacidad de los jóvenes de ser empleados.

Las evaluaciones de estos programas encuentran impactos positivos tanto en la empleabilidad como en los salarios, principalmente para los grupos más vulnerables, de menores ingresos y menor nivel de instrucción. No obstante, ambos organismos advierten que es necesario avanzar en la recolección de estadísticas para monitorear mejor los programas existentes e incorporar los ajustes que sean necesarios.

Swisslatin / ONU news (23.10.2017)